Escúchenos en línea

Sangrienta guerra entre clanes de traficantes de inmigrantes en Yucatán

Por: Jean Guy Allard, Granma Internacional. Desde Yucatán. | 7 de Agosto de 2007 a las 00:00
Una sangrienta guerra entre clanes mafiosos y vinculados a la mafia cubano-americana de Miami se desarrolla en Yucatán para el control del jugoso negocio de la emigración ilegal, cobertura habilidosa del narcotráfico. Los cuerpos de los delincuentes José Jesús Aguilar Aguilar, Edwin Park Gómez y María Elena Carrillo Sáenz fueron encontrados este jueves dentro de un pozo cercano al kilómetro 278 de la autopista Cancún–Mérida, reconocido como "el cementerio de Los Zetas". "Los tres estaban esposados, vendados con cinta industrial, cubiertos con cal y alrededor del pozo se encontraron seis casquillos percutidos calibre 9 milímetros", precisa el rotativo. Hace unos días, el cubano–americano Luis Lázaro Lara Morejón el pasado 20 de julio, fue secuestrado en la zona hotelera de Mérida, cuando salía, acompañado de Carrillo Sáenz del hotel Solymar en dirección hacia un supermercado. Su cuerpo fue encontrado el pasado lunes "en una brecha poco accesible de la carretera Cancún-Mérida" un lugar donde la policía nacional realizaba incineraciones de droga y que también se usaba de campo de tiro. Lara Morejón presentaba 12 impactos de bala calibre 9 milímetros, estaba esposado y también vendado con cinta industrial. Según el diario Por esto, sicarios serviles a la pandilla de Los Zetas están colaborando con la mafia cubanoamericana. José Jesús Aguilar Aguilar y Edwin Park Gómez fueron secuestrados el viernes 27 de julio por Los Zetas, pandilla conocida en todo México por estar al servicio del narcotráfico y el tráfico de indocumentados. Las ejecuciones se vinculan con las producidas días antes, de Manuel Duarte Díaz (a) "El Maní" en la ciudad de Mérida y la del empresario naviero Francisco Javier Fernández Ramírez. Según el periódico mexicano, el mercado criminal de la emigración ilegal es dominado en este momento por los cabecillas Manuel Santana Rodríguez alias "El Iván" y Humberto Febles Santana, cómplices de la mafia cubano americana en Quintana Roo y Yucatán que ordenaron las ejecuciones perpetradas por Los Zetas. Ambos salieron de Cancún para trasladarse a Mérida, donde cuentan con la protección de autoridades federales, afirma el diario. "Actualmente el grupo de Santana Rodríguez y Febles Santana, sigue comandando la llegada de balseros cubanos y el avituallamiento que se le da a las embarcaciones del cártel del golfo que transportan droga vía Colombia hasta Cancún", precisa el diario. La mafia miamense está además activa en Yucatán en los negocios de venta de vehículos robados, de lanchas robadas en la Florida, prostitución disfrazada en "centros de masajes". México está siendo usado cada vez más por los contrabandistas de inmigrantes como trampolín ruta para llevar cubanos hacia Estados Unidos, evitando la vigilancia de la Guardia Costera norteamericana. Los emigrantes ilegales viajan luego a la frontera con Estados Unidos donde aprovechan la Ley de Ajuste para entrar en territorio norteamericano mientras se le deniega tal autorización a los mexicanos y centroamericanos que mueren por decenas al intentar atravesar la frontera en búsqueda de trabajo. Organizaciones criminales de Miami, ya vinculadas al tráfico de cocaína en el Caribe, se han apoderado de este negocio millonario facilitado por la Ley de Ajuste, irracional legalización de cualquier cubano que reclame asilo político en Estados Unidos. Esa patente de corso provoca la peligrosísima salida por vía marítima ilegal de cubanos atraídos por supuestos privilegios que se niegan, anualmente, a cientos de miles de candidatos a la inmigración de otras procedencias.

Descarga la aplicación

en google play en google play