Escúchenos en línea

Mexicanos que viven en EEUU envían menos remesas, según estudio del BID

LaVoz.com. Desde Washington. | 9 de Agosto de 2007 a las 00:00
Uno de cada tres mexicanos que viven en estados donde esa inmigración es relativamente nueva dejaron de enviar remesas de dinero a su país. Y la razón de ello podría ser el endurecimiento de las campañas contra los indocumentados, según el Banco Interamericano de Desarrollo. En los estados considerados "nuevos destinos" de los latinos, como Georgia, Pensilvania y Carolina del Norte, solamente el 56% de los inmigrantes mexicanos dijeron haber enviado el año pasado remesas a su país, comparado con el 80% del año previo. Con anterioridad, los inmigrantes en esos estados realizaron los mayores envíos. En contraste, el ritmo de las remesas en el primer semestre de este año fue del 66% –frente al 68%– en los estados en los que tradicionalmente han vivido los inmigrantes latinoamericanos, como Texas, California y Nuevo México. Unos 10,4 millones de inmigrantes mexicanos adultos viven en Estados Unidos, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. "Otrora, el 85% de los inmigrantes latinoamericanos que vivían y trabajaban en Georgia enviaban a casas remesas de dinero y en algunos otros estados, Carolina del Norte y es resto, eran el 80% o más", dijo el miércoles Donald Terry, gerente del Fondo de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo. En general, el 64% de los mexicanos enviaron a su país parte del dinero ganado en Estados Unidos, frente al 71% en los primeros seis meses del 2006, según el sondeo anual del banco. Las remesas totalizaron 11.500 millones de dólares de enero a junio, frente a 11.420 millones el año pasado. El Banco Central de México registró envíos de Estados Unidos por 23.100 millones de dólares en el 2006. El banco Interamericano calculó para este año un aumento de sólo el 0,6%. Aunque hay más inmigrantes mexicanos en Estados Unidos, la merma en el envío de remesas compensó la entrada de los recién llegados, dijo Terry. Entre las causas posibles figuran el aumento de la vigilancia fronteriza y la contracción en el sector de la vivienda. Empero, no fue detectada una reducción similar entre los inmigrantes centroamericanos. Los envíos a El Salvador, Guatemala y Honduras crecieron en un promedio del 11% en la primera mitad del 2007, con total calculado para fines de año de 9.950 millones de dólares para la América Central, de 9.250 millones en el 2006.

Descarga la aplicación

en google play en google play