Escúchenos en línea

Organización de Ministros Latinos levanta su voz a favor de carné de identidad

Por: Ruth E. Hernández Beltrán, Agencia EFE, Desde Nueva York. | 9 de Agosto de 2007 a las 00:00
La Organización de Ministros Latinos de Nueva York se unió hoy a las voces que apoyan la propuesta de otorgar carnés de identidad a todos los neoyorquinos, una medida que también beneficiaría a los indocumentados. Los líderes religiosos acudieron hoy hasta las escalinatas de la Alcaldía -donde se decidirá el futuro del proyecto de ley del concejal Hiram Monserrate- donde entonaron himnos para pedir a Dios la aprobación de la controvertida medida, que ya cuenta con 24 de los 26 votos necesarios para lograr la luz verde del pleno del Concejo. La propuesta fue presentada hace dos semanas por Monserrate y asignada al Comité de Operaciones del gobierno, que aún no ha comenzado a evaluarla y con ella el concejal busca que Nueva York siga los pasos del municipio de New Haven en Connecticut, que desde el mes pasado entrega el carné. New Haven es la primera localidad de la nación en aprobar un carné para todos sus residentes, que también se puede utilizar como tarjeta de crédito -con no más de 200 dólares- para pagar los parquímetros o entrada a parques y bibliotecas, entre otros usos. Para el presidente de la Organización de Ministros y senador estatal, Rubén Díaz, el que los indocumentados puedan tener una tarjeta de identificación es una medida "justa". "Tenemos muchos indocumentados en nuestras iglesias, lo que supone un problema grande que queremos resolver pronto", afirmó Díaz, acompañado tanto por líderes latinos como por representantes de la comunidad asiática y activistas. Argumentó que el carné ayudará a la comunidad indocumentada a contar con mayores oportunidades de encontrar empleo, abrir cuentas de banco, acceder a servicios de la ciudad y a no temer denunciar un delito o acudir ante las autoridades cuando lo necesiten, principales argumentos esgrimidos por Monserrate cuando presentó su proyecto. También dijo que la Organización de Ministros Latinos, que representa a miles de feligreses, llamará a los concejales que apoyan la propuesta para agradecerles la colaboración y a los que aún no lo han hecho para pedir que lo hagan. El reverendo Héctor Anderson, que representa a los pastores dominicanos, aseguró por su parte que "este movimiento no se va a detener aquí, lo vamos seguir hasta el fin". El concejal Monserrate acompañó al grupo de religiosos y activistas -que portaban carteles con mensajes a favor de la propuesta de ley-, a los que agradeció su apoyo y recordó que el carne ayudará a muchos indocumentados a salir de la oscuridad en que viven. Otros argumentos a favor del carné es que aumentaría la seguridad de la ciudad, porque permitiría identificar a sus residentes, especialmente a quienes no tienen licencia de conducir, un documento aceptado como identificación oficial en el Estado. "Estoy seguro de que ganaremos esta batalla porque es un tema de justicia, dignidad y respeto para nuestra comunidad", dijo complacido Monserrate al anunciar que en dos semanas aumentó de 17 a 24 el número de sus compañeros en la legislatura municipal que apoyan su medida y, aunque aún le restan votos, está confiado en que los logrará. Los restantes diez concejales latinos ya dieron su endoso al proyecto, y aunque el Concejo, compuesto por 51 miembros, está dominado por demócratas, muchos de ellos son conservadores y tienen sus reservas respecto a la medida. La próxima semana Monserrate se reunirá con la presidenta del Concejo, Christine Quinn, para hablar del proyecto, pero aún no ha logrado que el alcalde Michael Bloomberg le conceda una reunión. Grupos de activistas comunitarios y religiosos iniciaron el miércoles el cabildeo por la medida, y el primer paso fue reunirse con un representante de Monserrate, a quien explicaron que es importante dejar claro que no es un carné exclusivo para indocumentados, porque crea animosidad en contra de la medida entre los antiinmigrantes. También quieren estar seguros de que, una vez que se cree el carné, el banco de datos con los nombres y direcciones de los beneficiados no será entregado a nadie, incluido el gobierno federal, dijo a Efe Juan Carlos Ruiz, director del Nuevo Movimiento Santuario. No obstante, Monserrate aseguró a Efe que el año pasado se convirtió en ley una medida que prohíbe a la ciudad entregar información al gobierno federal.

Descarga la aplicación

en google play en google play