Escúchenos en línea

Preocupa el aumento de ataques con piedras a agentes fronterizos

Por: Patricia Giovine, Agencia EFE. Desde El Paso, Texas. | 13 de Agosto de 2007 a las 00:00
A una semana de que un agente de la Patrulla Fronteriza disparara mortalmente contra un indocumentado que presuntamente lo atacó con una piedra, la agencia manifestó su preocupación ante el aumento de este tipo de agresiones en contra de sus oficiales. "No se equivoquen, las rocas pueden ser letales y los agentes de la Patrulla Fronteriza tienen la autoridad y responsabilidad de protegerse a sí mismos, a otros agentes o la vida de otras personas inocentes que pudieran encontrarse presentes durante un asalto", dijo a Efe el director de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Víctor Manjarrez. Manjarrez indicó que en esos casos, un factor a considerar es si el atacante puede tener acceso al arma de fuego del agente y herirlo a él o a terceras personas. El uso del arma servicio por parte de los agentes para responder a un ataque con piedras ha sido criticado por organizaciones de derechos del inmigrante que aseguran que una piedra no puede ser considerada un arma letal. "Algunos de nuestros agentes han resultado heridos, algunos seriamente por piedras y otros proyectiles peligrosos", sostuvo el funcionario, quien agregó que el agente utiliza la fuerza mortal cuando tiene bases para pensar que su integridad física corre peligro. Estadísticas de la dependencia revelan que en lo que va del año fiscal 2007 -que comenzó el 1 de octubre pasado- se han registrado 64 ataques con piedras y que únicamente en seis ocasiones los agentes han utilizado sus armas. El incidente más reciente ocurrió el 8 de agosto, cuando el mexicano Alejandro Ortiz Castillo, de 23 años y quien ingresó ilegalmente al país junto con otros tres inmigrantes más, recibió cuatro impactos de bala al intentar atacar con una piedra y unas pinzas a un agente de la Patrulla Fronteriza, mientras éste detenía a la única mujer del grupo. De acuerdo con la versión de la Patrulla Fronteriza, el inmigrante fue arrastrado a territorio mexicano por los dos hombres que viajaban con él, mientras que la mujer permanece bajo custodia de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) como testigo de los hechos. Ortiz Castillo murió a consecuencia de los impactos de bala, y su cuerpo fue abandonado por sus acompañantes en las márgenes del Río Bravo en el sector mexicano, El portavoz de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Ramiro Cordero, informó que este incidente es investigado por el FBI, el Departamento de la Policía de El Paso, la Oficina del Inspector General de Seguridad Nacional y a propia Patrulla Fronteriza. La Patrulla Fronteriza asegura que el aumento de este tipo de ataques responde al incremento en los niveles de vigilancia fronteriza y a las luchas entre organizaciones de traficantes de drogas e indocumentados en la región. Ortiz Castillo había ingresado 28 ilegalmente a EE.UU. entre 1999 y 2002 y en 2004 había recibido una orden final de deportación. De acuerdo con autoridades mexicanas, contaba además con antecedentes por tráfico de drogas en México. "Tenemos indicios de que la violencia fronteriza seguirá presentándose en altos niveles", sostuvo Manjarrez, quien aseguró que los criminales han descubierto que ya no pueden operar impunemente en ciertas áreas.

Descarga la aplicación

en google play en google play