Escúchenos en línea

Diputados mexicanos proponen despenalizar inmigración ilegal en México

None | 21 de Julio de 2006 a las 00:00
Por Julie Watson, Associated Press (AP) Ciudad de México – Un grupo de legisladores federales del Partido Acción Nacional introdujo una propuesta que despenalizaría la inmigración ilegal en México, bajo el argumento de que desean enviar un mensaje claro de que los indocumentados no deberían ser tratados como delincuentes. El proyecto legal surge en aparente respuesta ante el debate migratorio que sigue el Congreso de Estados Unidos, donde la cámara baja presentó en diciembre una propuesta que trataría a los indocumentados como delincuentes e incrementaría las penas para quienes entren ilegalmente a ese país por primera vez. Los congresistas José Antonio de la Vega, Pablo Alejo López y Sergio Penagos indicaron que los inmigrantes ilegales deberían ser multados, pero no encarcelados. Según la ley mexicana, vigente desde 1974, los extranjeros indocumentados son considerados delincuentes, sujetos a penas de dos a cinco años en prisión, aunque las autoridades pocas veces imponen esos castigos. Los legisladores proponen que se mantenga la prisión para quienes representen una amenaza a la seguridad nacional y cometan crímenes dentro de México. La ley también plantea una reducción para las multas a los inmigrantes ilegales y bajar de 72 a 36 horas el tiempo máximo que las autoridades pueden mantenerlos detenidos. El proyecto "está respondiendo a la nueva realidad. No podemos estar exigiendo que no penalicen la migración dentro de Estados Unidos y tener esta ley aquí", comentó Arturo Magaña, vocero del Congreso mexicano. Magaña indicó que la ley cuenta con el apoyo de los principales partidos del Congreso, cuyas sesiones terminan el 1 de septiembre. Los legisladores también analizan la posibilidad de duplicar la pena para quienes trafiquen con personas, delito que actualmente se castiga hasta con 12 años de cárcel. En un comunicado de prensa, los congresistas comentaron que la ley debería comprometer al gobierno federal a garantizar que los inmigrantes en México, la mayoría provenientes de Centroamérica, serán tratados con respeto. A pesar de que México exige que se preserve la dignidad de sus ciudadanos en Estados Unidos independientemente de su estatus legal, su gobierno hace poco para preservar los derechos humanos de los extranjeros ilegales más allá de reconocer que se comenten abusos con frecuencia. Grupos de derechos humanos aseguran que muchos de los miles de centroamericanos que cruzan México camino a Estados Unidos han sido robados y hasta golpeados por las autoridades. El número de extranjeros indocumentados detenidos en México casi se ha duplicado, de 138.061 en el 2002 a 240.269 el año pasado. De ellos, 42% eran guatemaltecos, 33% hondureños y la mayoría del resto provenían de El Salvador.

Descarga la aplicación

en google play en google play