Escúchenos en línea

Cónsul mexicano preocupado por ley antiinmigrantes en Arkansas

LaVoz.com. Desde Little Rock, Arkansas. | 16 de Agosto de 2007 a las 00:00
Una ley del estado de Oklahoma que niega empleos y servicios a inmigrantes ilegales ha causado preocupaciones en la comunidad latina en la región, dijo el jueves el cónsul mexicano Andrés Chao. El diplomático dijo que esos temores afloran en momentos en que agencias policiales en el noroeste de Arkansas se aprestan a enviar agentes para entrenamiento de inmigración. Sin embargo, como el costo de vida en Arkansas sigue siendo bajo, el estado y las áreas que le rodean continúan atrayendo a inmigrantes que buscan ahorrar dinero para enviar a sus familias, dijo. "La comunidad hispana está preocupada por esta nueva ley", dijo Chao en una entrevista con Associated Press. "Ellos están trabajando juntos para tratar de convencer (a las autoridades) de que la ley no es perfecta". La ley en Oklahoma, firmada por el gobernador Brad Henry en mayo, está dirigida a empresas que a sabiendas contratan a inmigrantes ilegales y limita los permisos de conducción y los servicios estatales a aquellos que pueden demostrar que son ciudadanos o residentes legales. La ley permite que los inmigrantes ilegales reciban servicios médicos de emergencia. Chao dijo que abogados que trabajan con grupos de inmigrantes planeaban retar la constitucionalidad de la ley. Dijo que el consulado, con sede en Little Rock, trabajaría para proteger los derechos humanos y laborales de inmigrantes mexicanos, sin mencionar cómo las leyes estatales deben tratarles. Algunos legisladores de Arkansas dijeron esta semana que leyes más estrictas en Oklahoma y Tennessee harían que más inmigrantes ilegales se mudasen a Arkansas. Chao dijo que los inmigrantes continuarían acudiendo al estado, que tiene una de las poblaciones hispanas de más rápido crecimiento en el país. Sin embargo, dijo que sería diferente que la inmigración tradicional. "En estos momentos la inmigración no es de México a Arkansas", dijo el cónsul. "Es dentro de Estados Unidos. Usted ve a gente moviéndose de un estado a otro. ... depende primero de las condiciones del estado, si necesitan construcción u otros empleos similares. Además, en esta área uno puede encontrar una vida mejor". El censo estima que Arkansas tiene unos 144.000 inmigrantes ilegales. Otros estudios han concluido que la mitad de la población inmigrante aquí es ilegal. Salarios más altos y bajos costos de alimentos también motivan la inmigración entre estados, dijo Chao. El dinero extra a menudo es enviado a las familias que viven aún en México, que estimó haber recibido unos 23.100 millones de dólares en remesas de Estados Uhidos en el 2006. El consulado en Little Rock, que abrió en abril, ha visto el número de mexicanos que solicitan servicios allí subir de 50 diarios a 85, muchos de ellos buscando pasaportes y tarjetas consulares de identificación. Chao dijo que espera que la demanda continúe, pues el consulado sirve una comunidad de inmigrantes que se extiende a través de Arkansas, Mississippi, Oklahoma y Tennessee.

Descarga la aplicación

en google play en google play