Escúchenos en línea

Detienen a Elvira Arellano al salir de iglesia en Los Angeles

Varias agencias. Desde Los Angeles, California. | 19 de Agosto de 2007 a las 00:00
Agentes del Departamento de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) detuvieron el domingo a la activista Elvira Arellano, quien desde el sábado se había refugiado en la Iglesia Católica de Nuestra Señora Reina de Los Ángeles en La Placita Olvera, en el centro de esa ciudad. Arellano, quien tenía previsto realizar varias visitas y presentaciones el domingo, fue detenida por la tarde frente a la iglesia Nuestra Señora Reina de los Angeles de la histórica calle Olvera, donde hablaba con la prensa, dijo el reverendo Walter Coleman, pastor de la Iglesia Metodista Unida Adalberto. Arellano, de 32 años, llegó a Los Angeles el sábado, al abandonar su santuario por primera vez en un año para hacer campaña por la reforma inmigratoria. Ella está "en trámites para ser enviada a México bajo una orden de deportación emitida por un juez federal de inmigración en 1997", dijo la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) en un comunicado de prensa. Coleman dijo que estaba con Arellano cuando fue detenida, pero se negó a dar más detalles. "Estamos tratando de determinar su situación", dijo. Sobre Arellano pesa una orden de deportación y es por ello por lo que se había refugiado desde hace cerca de un año en la iglesia metodista Adalberto, en Chicago. Según informaron algunos testigos, antes de ser llevada a un centro de detención todavía no confirmado, la activista pidió despedirse de su hijo Saúl, de ocho años y medio, quien la ha estado acompañando en su refugio tanto en Chicago como en Los Ángeles. Arellano era consciente del riesgo que corría de ser arrestada en cualquier momento. "Existe la posibilidad porque Inmigración me considera una persona fugitiva y han dicho que en el momento que ellos quieran, van a arrestarme y deportarme", dijo Arellano a Efe el sábado en una entrevista en su lugar de refugio. "Pero no puedo quedarme cruzada de brazos, esperando, ante la situación en que me encuentro y en la que se encuentran millones de familias, en una crisis muy difícil", añadió. "Éste es un golpe más a la comunidad latina", declaró hoy a Efe el sacerdote católico Luis Ángel Nieto, uno de los líderes del "Movimiento Nuevo Santuario", en Los Ángeles, al confirmar la detención de Arellano. "No vamos a tolerar esto y vamos a radicalizar nuestro llamamiento", anunció el padre Nieto, tras anunciar que hoy se reunirán en la placita Olvera los líderes y activistas del movimiento para decidir qué acciones van a adoptar. Defensores de los derechos de los inmigrantes prometieron realizar actos de protesta para apoyarla. "Estamos tristes, pero al mismo tiempo estamos furiosos", dijo Javier Rodríguez, un activista de Chicago que trabajaba con Arellano. "¿Cómo se atreven a detener a esta mujer?". Los militantes antiinmigrantes dijeron que su detención debería haberse realizado hace tiempo. "El hecho de que se haya pronunciado públicamente y planteado que desafía la ley no significa que el gobierno no deba realizar su tarea", dijo Ira Mehlman, de la Federación por la Reforma de Inmigración Estadounidense, partidaria de poner límites a la inmigración. Arellano se ha convertido en un símbolo de la lucha de los padres indocumentados y ha generado polémicas. El sábado dijo que no temía su eventual detención por los agentes de inmigración. "Desde que busqué santuario ha existido la posibilidad de que me arrestaran donde y cuando quisieran", dijo. "Tengo sólo dos alternativas. Me voy a mi país, México, o me quedo y sigo luchando. He decidido quedarme y luchar". Arellano llegó al estado de Washington sin documentos en 1997. Poco después fue deportada a México, pero regresó y se mudó a Illinois en 2000, donde consiguió trabajo limpiando aviones en el Aeropuerto Internacional O'Hare. Fue detenida en O'Hare en 2002 y condenada por trabajar con un número falso del Seguro Social. Debía entregarse a las autoridades en agosto. Obtuvo santuario en la iglesia de Chicago el 15 de agosto de 2006. No salió de allí hasta que decidió que la llevaran en auto a Los Angeles, dijo Coleman.

Descarga la aplicación

en google play en google play