Escúchenos en línea

Preocupa a autoridades de El Salvador deportación de delincuentes desde EEUU

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 20 de Agosto de 2007 a las 00:00
Las deportaciones de miles de delincuentes salvadoreños desde Estados Unidos se ha convertido en un dolor de cabeza para la seguridad en El Salvador, por lo que las autoridades pretenden agilizar un mecanismo legal para evitar que cometan más delitos en el país. Con el incremento de los controles migratorios en Estados Unidos, la cantidad de deportados ha ido incrementándose y con ello la de personas que han cometido delitos como robo a mano armada, asaltos, narcotráfico y extorsiones. Los delincuentes deportados "nos dañan, nos afectan. Lo peor es que no tenemos un control legal para poder procesarlos, (y) muchos vienen dispuestos a cometer delitos graves", aseguró el viceministro de Seguridad Pública, Astor Escalante. "Muchos de los deportados con antecedente penal son los sujetos más violentos y problemáticos", aseguró el subdirector de Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC), comisionado Raymundo Mendoza, tras explicar que a cada deportado con antecedente penal se le toman sus datos personales antes de ingresar al país y son incluidos en las bases de datos de la institución para tener su récord. Según las autoridades de Seguridad Pública, muchos de los deportados con antecedentes penales en Estados Unidos son pandilleros y al llegar al país se dedican a conformar células de esas organizaciones, también conocidas como clicas, para cometer delitos como extorsión, narcotráfico y hasta asesinatos. Sin embargo, las autoridades sólo pueden darles seguimiento porque no han cometido un ilícito en el país. Ante esta situación, para el director de la PNC, Rodrigo Ávila, "es necesario tener un mecanismo legal que nos sirva de herramienta para que aquellos que han cometido delitos graves en Estados Unidos no anden por ahí sin un plan de seguimiento que nos garantice que no andan delinquiendo también acá". Para el diputado jefe de bancada de la oficialista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Guillermo Gallegos, es necesario crear una ley que establezca la posibilidad de que la policía vigile y tenga bajo control a los salvadoreños deportados que representen un peligro para la seguridad pública. Según la Dirección General de Migración (DGM), del 1 de enero al 6 de agosto Estados Unidos deportó a El Salvador 12.445 salvadoreños, de los cuales 2.727 poseen antecedentes penales. Estas cifras casi alcanzan las registradas en 2006, cuando 14.328 salvadoreños fueron expulsados de Estados Unidos, entre ellos 3.093 con antecedentes penales. En Estados Unidos residen 2,5 de los 2,8 millones de salvadoreños que se encuentran en el extranjero, y sus remesas forman un pilar fundamental de la economía salvadoreña.

Descarga la aplicación

en google play en google play