Escúchenos en línea

Arellano dice que fue deportada porque ya era una «amenaza»

Agencia EFE. Desde Tijuana, México. | 20 de Agosto de 2007 a las 00:00
Arellano dice que fue deportada porque ya era una «amenaza»
La inmigrante indocumentada Elvira Arellano, quien estuvo refugiada en una Iglesia de Chicago y fue deportada a México, dijo el lunes que las autoridades estadounidenses la expulsaron porque se había convertido en una "amenaza". "Ya estoy en mi país, estoy en México y aquí nada me pueden hacer", dijo la activista, quien afirmó sentirse tranquila, tras su detención y deportación, y añadió que fue devuelta a México "porque me convertí en una amenaza para Estados Unidos". Arellano fue deportada a México esta madrugada después de ser arrestada en Los Ángeles (California) cuando pretendía apoyar un movimiento a favor de los inmigrantes. La activista dijo a Efe que sus planes son regresar a su natal estado de Michoacán, oeste del país, pero advirtió que continuará luchando por los derechos de los inmigrantes. Esta tarde la mexicana recibirá a su hijo de ocho años para decidir si él se queda en EEUU o regresa con ella a su casa en Michoacán. Arellano dijo que no fue maltratada durante su aprehensión y traslado a la frontera con Tijuana, adonde fue acompañada por elementos del Grupo "Beta", cuerpos de asistencia a inmigrantes mexicanos, y algunos de sus "hermanos" de la Iglesia a la que pertenece. Recordó que hace diez años cruzó de manera clandestina a Estados Unidos y que en este período nunca fue detenida, y que trabajó en todo para sobrevivir. Por su parte la Cancillería mexicana solicitó a las autoridades estadounidenses una explicación sobre la detención de la activista mexicana y de como se le informó sobre su derecho a la asistencia consular, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). El Consulado General de México en Los Angeles envió una carta a las autoridades migratorias en la que expresó su preocupación por la detención y deportación de la mexicana.

Explican detalles del arresto y deportación de Arellano

Jim Haynes, director regional del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) de Los Ángeles, explicó el lunes detalles sobre el arresto y deportación de la activista Elvira Arellano. En rueda de prensa, Haynes señaló que tras haber sido detenida el domingo por la tarde en el centro Los Ángeles y, procesada la respectiva orden de deportación vigente en las instalaciones del ICE en Santa Ana, California, "Arellano fue transportada 100 millas hasta el cruce de frontera de San Ysidro, California, donde fue entregada a las autoridades de inmigración de México en la noche de ayer". Mientras el funcionario sostenía la rueda de prensa en el interior del edificio, en el exterior un grupo de manifestantes con pancartas pedían el cese de las redadas y una solución legal para los inmigrantes indocumentados. "Separar a las madres de los hijos no es la solución. Se necesita que haya una ley que legalice a tantas personas que viven en este país y cuyo único delito es ser indocumentados", dijo a Efe Rosa Calderón, una de las personas que participaba en la protesta. Según Haynes, el trabajo del ICE se "coordinó muy de cerca con representantes del consulado mexicano para garantizar la seguridad de Arellano durante su repatriación". El funcionario también repitió lo expresado en un comunicado de prensa al afirmar que tras su deportación en 1997, "Arellano reingresó ilegalmente en los Estados Unidos, un delito mayor que puede ser castigado hasta con 20 años en prisión". El funcionario se refirió a Arellano como una "fugitiva de alto perfil", pero aseguró que su arresto no había sido diferente al de otros muchos realizados por esta fuerza. Durante el fin de semana, organizaciones de Los Ángeles y la misma Elvira Arellano invitaron a la ciudadanía a unirse a una marcha de protesta que se realizará el 12 de septiembre en Washington para presionar a los legisladores para que busquen una salida al problema de la inmigración ilegal. El oficial del ICE también confirmó que en el 2002 Arellano había sido arrestada por funcionarios de inmigración en el aeropuerto O'Hare de Chicago, "donde estaba trabajando ilegalmente para un negocio de servicios de limpieza cuyos empleados tenían acceso a importantes áreas de seguridad de las instalaciones". "Identificar, arrestar y remover extranjeros criminales e inmigrantes fugitivos -extranjeros que han ignorado órdenes de la corte para dejar el país- es una de las prioridades del ICE", aseguró Haynes, al informar que en los primeros 10 meses del presente año fiscal la agencia ha retirado del país a más de 220.000 extranjeros. Sobre el arresto, el funcionario dijo que cuando el vehículo que transportaba a la activista, tras salir de la Iglesia de La Placita Olvera, se detuvo en el tráfico, un vehículo de vigilancia del ICE se estacionó a su lado, para dar comienzo al operativo, "que se realizó sin ningún incidente". Haynes explicó que sus oficiales portaban las armas de dotación regulares pero que en ningún momento hubo necesidad de usarlas. "Ella solicitó un momento para despedirse de su hijo, después de lo cual fue arrestada", confirmó el oficial. Sobre el sitio y el lugar del arresto y la razón por la que las autoridades no habían realizado un operativo dentro Iglesia Adalberto en Chicago, donde Arellano estuvo refugiada durante el último año, Haynes explicó que la política de su oficina es "hacer cumplir las leyes de inmigración con el mínimo de riesgo por parte de la gente" y bajo ese planteamiento se decidió el operativo de captura del domingo.

Descarga la aplicación

en google play en google play