Escúchenos en línea

Padres latinos con niños discapacitados reciben ayuda y orientación en español

Agencia EFE. Desde San José, California. | 20 de Agosto de 2007 a las 00:00
Elsa González es una madre latina con un hijo discapacitado que está saliendo adelante gracias a la ayuda y orientación que recibe del programa "Puedo", de la organización no lucrativa Padres Ayudando a Padres. El hijo de Elsa González fue diagnosticado con espasmos infantiles, lo que le provoca convulsiones diarias, a veces fuertes, y no habla ni camina a sus tres años de edad. "El problema fue que se me pasó el tiempo", recordó González sobre su periodo de gestación, "y (el niño) se estaba muriendo dentro de mí". El menor confinado a una silla de ruedas no come solo, pero para esta madre mexicana de 30 años el apoyo de Puedo desde hace dos años y medio "ha sido un alivio". Padres Ayudando a Padres (PHP siglas en inglés) es un centro de recursos familiares que beneficia a niños desde que nacen hasta los 22 años de edad con discapacidades físicas, cognitivas, emocionales y de aprendizaje de todas las edades y nacionalidades. Según estadísticas de PHP, de los niños que reciben ayuda, un 29 por ciento tiene autismo y un 12 por ciento presenta problemas de aprendizaje. El grupo de apoyo Puedo tiene más de una década ayudando a padres latinos en español. "Damos apoyo emocional para las familias", dijo a Efe María Aviña de Puedo. "Tenemos a un grupo de 25 a 40 familias que se reúnen cada mes por dos horas", agregó. Durante esas reuniones se ofrecen a las familias consejos de cómo ayudar a sus hijos y se informa sobre los recursos disponibles en la comunidad como "entrenamientos de derechos legales, de la ley y cómo deben de ser tratados cuando van a la escuela". PHP cuenta con el Programa de Educación que ayuda a las familias a conectarse con los recursos disponibles en su comunidad, de acuerdo con las necesidades del niño. González ha recibido educación sobre las convulsiones, epilepsias y "las necesidades de mis niños", recalcó. "Nos hacen reconocer y aceptar a nuestros hijos". Sus dos hijos mayores, de 11 y 9 años, han participado en el programa "Sibshops", diseñado especialmente para hermanos de niños especiales. PHP, con sede en la ciudad de Santa Clara, ofrece sus servicios a los residentes de los condados de San Joaquín, San Mateo, Santa Clara y Santa cruz. En el último año, PHP ha ayudado a cerca de 24 mil familias y recibe apoyo monetario federal, estatal y privado. "También recibimos donaciones de organizaciones del Valle del Silicio y de las mismas familias", recalcó Aviña. Además de trabajar con varias agencias de salud y organizaciones comunitarias, PHP cuenta con un contrato del Court Monitor del Distrito Escolar de Ravenswood de East Palo Alto. Ahí, se realizan juntas en donde los padres reciben información de cómo pueden abogar por sus hijos "debido a los problemas que ellos han tenido con el distrito", explicó. PHP ofrece diferentes medios de educación para las familias de niños discapacitados. Uno de los más importantes son materiales e información en español a través de libros, revistas y multimedia. También cuenta con un centro de tecnología, I-Tech, en donde los niños reciben terapias de cómo jugar, abrir o usar un juguete, por ejemplo. María Aviña reconoce que existe poca información en español para los padres con hijos discapacitados. Por lo mismo, la organización trata de ir hacia donde están los padres, especialmente aquellos que no hablan inglés y son inmigrantes. PHP (www.php.com) es un Family Empowerment Center (FEC) y también una organización a nivel nacional. Colabora con el Centro de Recursos Familiares para el Programa Early Start del Condado de Santa Clara. Precisamente fue en Early Start en donde González supo de PHP. La madre latina tiene la esperanza de que algún día se controle en gran parte las convulsiones de su pequeño, lo que podría permitirle que llegue a hablar y a caminar en el futuro.

Descarga la aplicación

en google play en google play