Escúchenos en línea

Otra senadora que quiere mayor persecución contra inmigrantes

Agencia EFE. Desde Charlotte, North Carolina. | 21 de Agosto de 2007 a las 00:00
La senadora federal por Carolina del Norte Elizabeth Dole propuso hoy que se apliquen con más rigor las leyes estatales relacionadas con la inmigración y se incremente el número de agentes policiales para capturar más ilegales. En una reunión con alguaciles de varios condados en la ciudad de Newton, al norte de Charlotte, la senadora Dole, conocida por sus posturas anti-inmigrantes, al igual que su colega Sue Myrick, dijo que se esforzará para que se entrenen más agentes que ayuden a deportar a los indocumentados. "Lo que haremos es tratar de identificar a las personas que viven en nuestras comunidades y que están ilegales en nuestro país y que, encima de eso, están cometiendo delitos", dijo Dole a los medios de comunicación locales. El alguacil del condado Mecklenburgh, Jim Pendergraph, anunció la semana pasada que se construirá en Charlotte una cárcel para 1.500 indocumentados, que serían rápidamente deportados. Pendergraph, presente en la reunión con Dole, anunció que desde que el condado Mecklenburgh se unió al programa federal 287g del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), en abril del 2006, 2.500 hispanos indocumentados fueron deportados. Se calcula que en estos momentos hay cerca de 1.000 latinos indocumentados presos a la espera de su deportación. Otros condados de Carolina del Norte que ya se unieron al programa federal 287g son Gaston y Cabarrus, mientras que otros tres esperan el visto bueno del ICE para comenzar a operar. Bajo este programa, los agentes del alguacil están autorizados a verificar el estatus migratorio de personas que son arrestadas. Las senadoras Dole y Myrick y el alguacil Pendergraph viajaron juntos varias veces a Washington para cabildear en contra de la ya fenecida reforma migratorias que, de haber sido aprobada, hubiese legalizado a unos 12 millones de indocumentados. La activistas local Maudia Meléndez, presidenta de la organización "Ministerio Jesús", dijo hoy a Efe que el país está dividido en el tema de la inmigración ilegal. "Una de las primeras cosas que viene a mi mente es que el Gobierno y el país está dividido sobre este asunto y debemos tener cuidado sobre lo que traerá el futuro, porque las deportaciones indiscriminadas están creando un clima no muy favorable", dijo Meléndez.

Descarga la aplicación

en google play en google play