Escúchenos en línea

Cambian reglas de visita en cárcel y ya no pedirán status migratorio

Agencia EFE. Desde Phoenix, Arizona. | 23 de Agosto de 2007 a las 00:00
Alguacil del Condado Maricopa, Joe Arpaio, anunció el jueves que no se solicitará información adicional a los ciudadanos naturalizados que visiten las cárceles de este condado. El anuncio se hizo después que se diera a conocer el caso de un empleado judicial que no pudo desempeñar su trabajo porque para entrar en la cárcel le solicitaban pruebas adicionales de su ciudadanía. Las actuales normas establecen que los ciudadanos naturalizados deben presentar datos adicionales como son la fecha y número del certificado de naturalización, así como su número de pasaporte. Los ciudadanos solo tienen, por su parte, que marcar el cuadro correspondiente en la forma de entrada. A principios de este mes, Arpaio anunció nuevas regulaciones en las cárceles del Condado Maricopa donde se solicitaría prueba de residencia legal en los Estados Unidos a todas las personas que desearan visitar a los reos, con objeto de detectar la presencia de inmigrantes indocumentados. Pero estos nuevos requisitos preocuparon a abogados y defensores de los derechos civiles ya que aseguran crea una diferencia entre los ciudadanos por nacimiento y los ciudadanos naturalizados, los cuales ante la ley tienen los mismos derechos. Ahora el Alguacil aseguró que los ciudadanos naturalizados serán tratados como cualquier otro ciudadano cuando visiten la cárcel. "Vamos a cambiar inmediatamente la forma de visita para que las personas naturalizadas no tengan que presentar otro tipo de identificación especial", afirmó Arpaio. Agregó que tiene un "gran respeto" por las personas que han venido a este país de una forma legal, como su madre y su padre que vinieron de Italia y que terminaron adoptando la nacionalidad de EE.UU.

Descarga la aplicación

en google play en google play