Escúchenos en línea

Senadora racista hace campaña electoral usando bandera antiinmigrante

Agencia EFE. Desde Charlotte, Northe Carolina. | 27 de Agosto de 2007 a las 00:00
Elizabeth Dole, senadora federal por Carolina del Norte, continuó su periplo por 40 condados del estado y ha propuesto que los alguaciles apliquen con rigor las leyes estatales sobre inmigración y capturen a más ilegales. Dole, conocida por sus posturas antiinmigantes, inició su gira hace ocho días en el condado Newton, y finalizará el próximo viernes. La senadora republicana reiteró hoy ante varios alguaciles en el condado Greensboro, al noreste de Charlotte, que deben unirse al programa federal 287g, del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), para cerrarle el paso a Carolina del Norte a los indocumentados. "Los alguaciles deben unirse al ICE para cerrarle el paso a nuestro estado a los inmigrantes ilegales y de esa manera deportarlos. Estoy convencida que Carolina del Norte se puede convertir en un modelo para resolver este problema", dijo Dole. Hasta el momento, los condados Mecklenburgh, Gaston, Cabarrus y Alamance se han unido al programa federal 287g, pero otros cinco ya solicitaron su adhesión y sólo esperan el visto bueno del ICE. Al unirse a dicho programa, los alguaciles están autorizados a verificar el estatus migratorio de personas que son arrestadas. El vocero del ICE, Michael Gilhiooly, dijo que a través del programa 287g fueron identificados por lo menos 22.000 inmigrantes ilegales. Sólo en el condado Mecklenburgh han sido arrestados, desde abril del 2006, más de tres mil indocumentados, de ellos 2.500 fueron deportados y el resto está en proceso de deportación. La senadora Dole reiteró ante los alguaciles reunidos en Greensboro que se opuso a la aprobación del ya fenecido proyecto de reforma migratoria y que éste es el momento de actuar con mucho rigor contra la inmigración ilegal. A Dole se han unido la también la congresista federal Sue Myrick y el alguacil del condado Mecklenburgh, Jim Pendergraph, quienes son conocidos por sus duras posturas contra la inmigración indocumentada. Pendergraph anunció hace 15 días que se construirá en Charlotte una cárcel para 1.500 indocumentados, para facilitar su rápida deportación. Las dos congresistas y el alguacil Pendergraph viajaron juntos varias veces a Washington para cabildear en contra de la reforma migratoria que, de ser aprobada, hubiese legalizado a unos 12 millones de indocumentados. Carolina del Norte es uno de los estados que más medidas antiinmigrantes ha adoptado en los últimos dos años.

Descarga la aplicación

en google play en google play