Escúchenos en línea

Baja la pobreza entre latinos pero sube cantidad de gente sin seguro médico

Agencia EFE. Desde Washington. | 28 de Agosto de 2007 a las 00:00
Los latinos son el grupo que más ha luchado contra la pobreza en Estados Unidos en los últimos dos años comparado con los negros, blancos y asiáticos, un empuje que ha permitido a la nación reducir marginalmente la pobreza entre 2005 y 2006, dijo el martes la Oficina de los Censos. La Oficina tiene diversas referencias para medir la pobreza. Considera que una persona que gana 10.294 dólares al año (857 al mes) vive en la pobreza, tanto como una familia de cuatro miembros con ingreso anual de 20.614 dólares (1.718 al mes). En términos reales, los latinos --que no son considerados una raza y agrupan más bien a miembros de todas las razas de origen y cultura españoles-- han reducido la pobreza entre ellos de 21,8% en el 2005 a 20,6% en el 2006. La pobreza en los otros grupos se mantuvo estadísticamente sin cambio en el 2006: 8,2% para blancos no latinos, 24,3% para los negros y 10,3% para los asiáticos, según un compendio de esa oficina sobre ingresos, pobreza y seguros de salud en Estados Unidos. El análisis, que ofrece un panorama de la salud económica de Estados Unidos, señaló también que el número de latinos que viven por debajo del nivel de pobreza se mantiene en 9,2 millones de personas. Así, el índice de pobreza entre los latinos se sitúa por encima del índice nacional de 12,3 por ciento que, a su vez, representa una baja sobre el 12,6 por ciento de 2005. El ingreso familiar latino está, sin embargo, penúltimo en la lista de grupos por raza superando apenas al de los negros y muy alejado de los blancos y asiáticos: Fue de 37.800 dólares el año pasado (3.150 al mes), contra 32.000 de los negros. Las cifras en el 2005 fueron 37.200 y 31.900, respectivamente. Comparativamente, el ingreso del grupo latino en el 2006 fue casi 30% menor que el de los blancos, de 52.400, y un 42% menor que el de los asiáticos, que con 64.200 dólares es el grupo racial con más altos ingresos familiares en Estados Unidos. Pero también aumentó el número de latinos sin seguro médico. Aunque el índice nacional de pobreza registró su primera baja significativa desde 2000, cuando George W. Bush llegó a la presidencia, el número de personas sin seguro médico aumentó en 2,2 millones en 2006, para alcanzar un total de 47 millones, según el análisis. Entre los latinos, el número de personas sin cobertura médica aumentó de 14 millones en 2005 a 15,3 millones el año pasado. Ahora, el 34,1 por ciento de la población latina carece de seguro médico. La pobreza entre todas las personas nacidas en el extranjero fue del 23% en 1993. Trece años después, bajó drásticamente a 15,2%, un avance en términos reales que tampoco se ha visto en los grupos de todas las personas en la nación (de 15,1% bajó a 12,3%) y de los nativos estadounidenses (14,4% a 11,9%). En 35 años, los latinos no han perdido esa posición y se han convertido en esta década en la primera minoría en Estados Unidos. Pero la diferencia de sus ingresos con relación al de los negros, inicialmente de 7.324 dólares a favor, se ha reducido a 5.812, en el 2006. Los ingresos de los latinos el año pasado no son, sin embargo, los mejores del grupo en la historia. En el año 2000 llegaron al pico de 38.834 dólares, pero empezaron a caer por la recesión hasta tocar fondo en el 2003 con 36.173. El análisis se divulgó en un momento en que la economía estadounidense intenta sacudirse la ansiedad por la baja en el mercado de bienes raíces. También ha dado abono a la oposición demócrata que, de cara a los comicios presidenciales de 2008, insiste en que la recuperación económica ha sido desigual y que las políticas económicas del gobierno de Bush han beneficiado principalmente a los ricos. La senadora demócrata y aspirante presidencial, Hillary Clinton, dijo que la cifra de personas sin cobertura médica es "indignante" y refleja la "urgente necesidad" de promover la cobertura médica para todos los habitantes del país. Quienes carecen de seguro médico "ha sido invisibles para el presidente, pero si yo llego a la presidencia, no serán invisibles para mí", prometió Clinton, al indicar que el mes próximo presentará un plan de "cobertura de salud de calidad y a costo accesible". Por su parte, Elise Gould, economista del Instituto para Política Económica (EPI), explicó que la cifra es "inaceptable para un país industrializado como el nuestro", porque otros países ricos ofrecen cobertura universal a sus habitantes. Agregó que el informe "confirma la preocupante tendencia que hemos visto en los últimos seis años sobre el deterioro de un sistema de cobertura médica vinculado con el empleo". El informe anual se utiliza en parte para la asignación de fondos federales para programas de asistencia social a los pobres, como subsidios de vivienda, cupones de alimentos, o cuidado de niños. Para recibir esas ayudas, el ingreso anual de una familia de cuatro miembros, con dos niños, no debe sobrepasar los 20.444 dólares. Según el análisis, el número de pobres bajó a 36,5 millones de personas, y el ingreso medio de los hogares en el país se sitúa en 48.201 dólares. La pobreza siguió golpeando en particular a los niños y jóvenes menores de 18 años, ya que el índice de pobreza en este grupo demográfico fue 17,4 por ciento (12,8 millones). El número de niños sin seguro médico aumentó en 700.000 a un total de 8,7 millones. Mientras, el nivel de pobreza registró pocos cambios entre los blancos (8,2 por ciento), negros (24,3 por ciento) y asiáticos (10,3 por ciento), según el informe. En los hogares encabezados por estadounidenses el ingreso medio subió en 1,3 por ciento, a 49.074 dólares, mientras que entre los de extranjeros subió en 4,1 por ciento, a 39.497 dólares. La situación salarial de las mujeres no mejoró respecto a 2005 ya que éstas siguen ganando 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres. En 2006, el ingreso medio salarial de un hombre fue de 42.300 dólares, en comparación con el de 32.500 dólares para una mujer. David S. Johnson, director de la división de estadísticas de vivienda y familias, dijo que el compendio no recoge datos de por qué el ingreso familiar de un grupo es mayor que el de otro sino simplemente las cifras frías que permiten proyectar los niveles de pobreza y riqueza en la nación. El grupo latino ha tenido históricamente mejores ingresos familiares que los negros. Desde 1972 cuando la Oficina de los Censos empezó a contar el ingreso latino, el grupo se encontraba ya en mejor situación que los negros con 32.335 dólares al año contra 25.011.

Descarga la aplicación

en google play en google play