Escúchenos en línea

Defensores de inmigrantes fomentan boicot al consumo

LaVoz.com. Desde Los Angeles, California. | 28 de Agosto de 2007 a las 00:00
Después de dividirse hace más de un año, dos coaliciones defensoras de los inmigrantes en Los Angeles convocaron juntas a un boicot al consumo el 12 de septiembre para alentar la aprobación de la reforma de las leyes de inmigración. Los grupos dijeron el martes que se unieron ante la detención y deportación el 19 de agosto de Elvira Arellano, una inmigrante indocumentada mexicana que vivió en una iglesia durante un año para evitar la deportación. Arellano fue detenida por agentes de inmigración frente a la iglesia de Nuestra Señora Reina de Los Angeles cerca de la calle Olvera, un centro cultural y turístico mexicano. Arellano, de 32 años, fue deportada a México tras viajar a Los Angeles para asistir a un acto en favor de la reforma de las leyes. Saúl, su hijo de ocho años, que nació en Estados Unidos, permaneció en el país, del que es ciudadano. "Se necesitó el sacrificio de esa mujer valiente (Arellano) para salir de nuestra visión miope", dijo Javier Rodríguez, de la Coalición 25 de Marzo, que lleva el nombre de un acto que reunió a medio millón de personas en el centro de Los Angeles el año pasado. "Este es un nuevo capítulo para todos nosotros". Las grandes marchas en todo el país en la primavera boreal de 2006 dieron nuevas fuerzas a los grupos organizadores de los inmigrantes, pero inmediatamente se produjeron enconadas luchas internas y divisiones. Las coaliciones, que agrupaban a activistas hispanos, organizaciones religiosas y grandes sindicatos, disentían en cuanto a convocar a boicots económicos, el tipo de leyes a las que aspiraban y si seguirían convocando a las protestas callejeras. Mientras la 25 de Marzo convocó y organizó boicots el Primero de Mayo de los dos años anteriores, la Coalición We Are America (Somos Estados Unidos) se ha concentrado más en las campañas para obtener la ciudadanía, registrar votantes y cabildear ante el Congreso. Ambas dijeron que conformarían la Coalición Todos Somos Elvira y Saulito y organizarían un boicot al consumo en Los Angeles. "El único momento en que a la gente de nuestra comunidad no se le pide documentos de identidad (relacionados con la inmigración) es cuando gasta dinero", dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanitarios de los Inmigrantes de Los Angeles. "Es hora de que Estados Unidos conozca su poder adquisitivo y su aporte a este país". A diferencia de los boicots del Primero de Mayo, que pedían a trabajadores y estudiantes que permanecieran en sus casas, este boicot pide a los inmigrantes y quienes los apoyan que no gasten dinero.

Descarga la aplicación

en google play en google play