Escúchenos en línea

Formación política de jóvenes hispanos y anglosajones es distinta

None | 26 de Julio de 2006 a las 00:00
Los adolescentes hispanos de Estados Unidos desarrollan sus preferencias políticas con puntos en común, pero distinta a la forma en que lo hacen los jóvenes anglosajones, según estudios preliminares de expertos en Denver. Estas diferencias tienen que ver especialmente con el impacto del debate migratorio y el papel de la familia, indicó el educador Stan Perea, director del Grupo Consultor Nuevo América. Perea concluyó un análisis preliminar de las actitudes políticas de los jóvenes hispanos de la zona metropolitana de Denver, con base en entrevistas a los adolescentes latinos que dejaron las aulas para participar de forma masiva en las pasadas marchas pro-inmigrantes. El educador, quien se desempeña como consultor para varios distritos escolares en Colorado y en otros estados, precisó que los jóvenes latinos fácilmente se suman a las marchas y protestas callejeras, aunque lo hacen pacíficamente. De hecho, el ausentismo de hispanos en las escuelas públicas de la zona metropolitana de Denver durante las marchas estuvo entre el 45 y el 90 por ciento, según las escuelas y el distrito. "La principal preocupación de estos jóvenes es que no deporten a sus padres", dijo. Añadió que "estos jóvenes todavía no votan por su edad, pero son ciudadanos estadounidenses y muchos de ellos van a votar en las elecciones presidenciales del 2008. En ese momento, y no ahora, se va a ver el impacto electoral del actual debate migratorio", dijo Perea. Además, en recientes entrevistas con estudiantes de la Escuela Secundaria Thornton, en Denver, Perea comprobó que la casi totalidad de los alumnos latinos tiene como única fuente de información sobre inmigración a los medios de comunicación hispanoparlantes, sobre todo radio y televisión en español. Su proceso de formación política también es distinto debido a que tienen padres inmigrantes, es decir, que no están afiliados con ninguno de los dos partidos tradicionales estadounidenses, a que éstos enfatizan en el bienestar y la unidad familiar y debido a que tienen fuentes de información distintas a las de la población en general. "Sin embargo, me atrevo a anticipar que la retórica anti-inmigrante de ciertos políticos republicanos está alejando a los jóvenes latinos de ese partido, y que veremos a estos jóvenes votar por los demócratas durante los próximos 20 a 30 años", concluyó Perea. Por otro lado, Michael McDevitt, de la Universidad de Colorado en Boulder, anunció esta semana el inicio de un estudio sobre el tema. El profesor de la Escuela de Periodismo y Comunicaciones dijo que busca explorar "cómo los adolescentes forman su identidad política en la era posterior al 11 de septiembre de 2001, una época de hostilidad partidaria y desconfianza de las ideologías". A partir de ahora y hasta después de las elecciones de noviembre próximo su equipo entrevistará a mil estudiantes de secundaria en diez estados para ver "cuáles son las influencias que llevan a los jóvenes a la participación electoral, el activismo no convencional y hasta ilegal". McDevitt dijo que "poco se conoce sobre el proceso por el cual un adolescente adquiere su identidad política", que el típico adolescente estadounidense "está profundamente frustrado con el gobierno, los medios de comunicación y las corporaciones, y no interioriza la preferencia partidaria de sus padres". Las investigaciones preliminares de McDevitt muestran que las escuelas "no tienen mucho impacto" en la decisión de un adolescente de afiliarse o votar por los republicanos o los demócratas. Sin embargo, señaló que si los jóvenes hablan de política con sus padres, éstos generalmente se afilian o votan por uno u otro partido. Pero si la conversación es con sus compañeros o amigos, "los jóvenes se identifican con activismo no convencional, como colgar carteles desde edificios o enfrentarse con la policía durante una marcha de protesta", explicó.

Fuente: Agencia EFE. Desde Denver, Colorado.


Descarga la aplicación

en google play en google play