Escúchenos en línea

Falta de hierro y exceso de peso son más frecuentes entre niños latinos

Agencia EFE. Desde Washington. | 4 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La falta de hierro y el exceso de peso son dos veces más frecuentes entre los niños latinos que entre los blancos y los negros en Estados Unidos, según un estudio publicado hoy por la revista Pediatrics. Esta es una de las conclusiones de la investigación realizada por un equipo de investigadores encabezado por Jane Brotanek, del Departamento de Pediatría de la Universidad de Texas, que analizó una muestra representativa nacional de niños de 1 a 3 años de edad. "La falta de hierro en la infancia está vinculada con retrasos cognitivos y de conducta", explicó Brotanek. "En Estados Unidos la falta de hierro afecta a 2,4 millones de niños, y la anemia ferropénica a 490.000 niños". La deficiencia de hierro es la deficiencia de nutrición más común en la infancia. Los niños con edades de 9 a 24 meses son especialmente susceptibles, dado que las necesidades de hierro son más elevadas durante el período de crecimiento rápido. Para su estudio, Brotanek y sus colegas de distintos centros médicos de Wisconsin y Nueva York, analizaron los casos de 1.641 infantes, de los cuales el 42 por ciento eran latinos, el 28 por ciento blancos y el 25 por ciento negros. "La deficiencia de hierro ocurre entre el 12 por ciento de los latinos, comparado con el 6 por ciento de los blancos y el 6 por ciento de los negros", según el artículo. Los investigadores encontraron deficiencia de hierro entre el 20 por ciento de los niños con exceso de peso, el 8 por ciento de los que corrían riesgo de exceso de peso, y el 7 por ciento de los infantes con peso normal. "El 14 por ciento de los infantes cuyos padres fueron entrevistados en otro idioma distinto del inglés presentaba deficiencia de hierro comparado con el 7 por ciento de los infantes cuyos padres fueron entrevistados en inglés", según los investigadores. El estudio encontró que la prevalencia del exceso de peso era del 16 por ciento entre los infantes latinos comparado con el 5 por ciento para los blancos y el 4 por ciento para los negros. Asimismo, el 70 por ciento de los infantes latinos no estaba en guarderías infantiles, comparado con el 50 por ciento de los infantes blancos y el 43 por ciento de los negros. "En análisis con variables múltiples se ha determinado que los infantes con exceso de peso y los que no asisten a guarderías infantiles tienen probabilidades mucho mayores de deficiencia de hierro", agregó el estudio. Brotanek también ha conducido otros estudios según los cuales la prolongación de la alimentación de los infantes con biberón está vinculada a la deficiencia de hierro. "La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que a los infantes se les empiece a alimentar con cuchara y taza entre el sexto y noveno mes, y que se les retire totalmente el biberón hacia el mes 15, para optimizar las pautas de alimentación", indicó. "A pesar de estas recomendaciones casi el 8 por ciento de los niños de dos a cinco años de edad en EEUU siguen alimentados con biberón", señaló Brotanek. El mecanismo probable por el cual la prolongación del uso de biberón se vincula con la deficiencia de hierro, según Brotanek, "es el consumo de grandes cantidades de leche de vaca que resulta en el desplazamiento de la dieta de alimentos ricos en hierro".

Descarga la aplicación

en google play en google play