Escúchenos en línea

Republicanos atacan a inmigrantes y los demócratas

Washington. Agencias. | 24 de Octubre de 2015 a las 10:38

A lo largo de los años, he sido testigo del compromiso y la dedicación de los inmigrantes al único país que consideran suyo. Es el amor que compartimos por Estados Unidos el que me llevó a luchar arduamente por años para lograr la aprobación de una reforma migratoria en el Senado en 2013 y dedicarle más tiempo a este tema que a cualquier otro durante mi carrera. La incorporación de los inmigrantes siempre ha sido importante para nuestro crecimiento y éxito como nación. Los demócratas lo reconocen y han luchado arduamente para proteger a las familias trabajadoras.

A principios de este mes, tuve el honor de reunirme con Miguel Aguilar, mediocampista del D.C. United para hablar sobre cómo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) del presidente Obama —del que el jugador es beneficiado— está permitiendo que miles de jóvenes como él logren sus metas y contribuyan más a sus comunidades y a nuestro país. Hoy, gracias a DACA, jóvenes como Miguel viven sin miedo a la deportación y tiene la oportunidad de convertirse en doctores, emprendedores e incluso deportistas profesionales.

Desafortunadamente, los republicanos están haciendo todo lo posible para lastimar a las familias inmigrantes. Esta semana, los republicanos en el Senado lanzaron su más reciente ataque en contra de los inmigrantes en Estados Unidos, esta vez en contra de las llamadas “ciudades santuario”. Esta vil legislación podría ser llamada el proyecto de ley “Donald Trump”. Como la repugnante e indignante retórica promovida por Donald Trump, sataniza a los inmigrantes, pinta a todos como “criminales y violadores” y promueve la discriminación y el prejuicio.

La incorporación de los inmigrantes siempre ha sido importante para nuestro crecimiento y éxito como nación

Esta legislación antiinmigrante, patrocinada por el senador David Vitter, republicano por Luisiana, y copatrocinada por los senadores Rubio y Cruz, castigaría a las ciudades que no cooperan con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) para mantener a inmigrantes bajo detención. Muchas cortes han determinado que detener a los inmigrantes viola la cuarta enmienda de la Constitución de EE UU.

El proyecto de ley “Donald Trump” bloquearía importantes subvenciones de desarrollo urbano que aseguran vivienda asequible y proveen servicios para los más vulnerables en nuestras comunidades. Este proyecto de ley discriminatorio ha socavado la confianza entre la policía y las comunidades a las que sirven.

No debería ser sorpresa. Mientras los demócratas han propuesto un plan integral para reparar nuestro roto sistema migratorio —uno que une a las familias, fortalece las comunidades e impulsa nuestra economía— los republicanos en ambas cámaras del Congreso han votado en más de media docena de ocasiones para separar a las familias inmigrantes y deportar a los DREAMers. Los republicanos siguen entercados con su única estrategia de política migratoria: la deportación masiva.

Desafortunadamente, los republicanos están haciendo todo lo posible para lastimar a las familias inmigrantes

Si los republicanos se salieran con la suya, millones de familias serían separadas. Para un partido que afirma ser el partido de los ‘valores familiares’, los republicanos demuestran poca preocupación por las familias y los valores en su plan migratorio.

Esta nación merece un proceso migratorio con sentido común y que funcione. Uno que aplique mano dura en contra de aquellos que violan la ley, sea justo para el contribuyente y práctico en su implementación. La desidia de los republicanos a actuar sobre una reforma migratoria es una vergüenza nacional porque el futuro de Estados Unidos depende de una población inmigrante fuerte y próspera. Es por eso que los demócratas del Senado están comprometidos a bloquear los esfuerzos republicanos que socavan los valores fundamentales de Estados Unidos. Y es por eso que seguiré luchando para proteger a las familias de individuos como Donald Trump, David Vitter, Ted Cruz y los extremistas del Partido Republicano.

Harry Reid es Senador por el Estado de Nevada y líder por la minoría en el Senado de Estados Unidos.


Descarga la aplicación

en google play en google play