Escúchenos en línea

Éxito total boicot económico de latinos en Prince William

Agencia EFE. Desde Washington. | 5 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El boicot económico de la comunidad inmigrante en el condado de Prince William superó los objetivos fijados al ser secundado por al menos ocho de cada diez residentes extranjeros y más de 300 negocios, informaron el miércoles los organizadores. El grupo activista Mexicanos Sin Fronteras convocó del 27 de agosto al 3 de septiembre un boicot consistente en que la comunidad extranjera no comprase nada en los negocios del condado, salvo en aquellos regentados por inmigrantes. Esta medida fue en respuesta a la resolución anti-inmigrante aprobada en julio por la Junta de Supervisores de Prince William (Virginia), que endurece las medidas contra esta comunidad y le niega el acceso a servicios comunitarios. Según los organizadores, se superaron holgadamente las expectativas que Mexicanos sin Fronteras se había fijado. De hecho, al menos ocho de cada diez inmigrantes secundaron la iniciativa y más de 300 negocios, desde oficinas de abogados, a lavanderías, tiendas de alimentación y restaurantes, dijo a Efe el coordinador general de Mexicanos sin Fronteras, Ricardo Juárez. También participaron empresarios no inmigrantes que se unieron al boicot para mostrar su oposición a la resolución. El boicot ha dañado los ingresos de los establecimientos en Prince William y ha puesto de relieve que es considerable la contribución de los inmigrantes al consumo y a la economía del condado, según Juárez. De acuerdo con los datos de Mexicanos sin Fronteras, aquellos negocios que tradicionalmente tienen una afluencia significativa de latinos perdieron cerca del 80 por ciento de sus ingresos durante la semana que duró el boicot. También en los establecimientos que no tienen una clientela predominantemente latina "sufrieron la ausencia notable" de este segmento consumidor, según Juárez. La medida ha provocado sin embargo, que los negocios cercanos a Prince William incrementaran sus ventas porque "miles de clientes inmigrantes hicieron sus compras allí", explicó el portavoz de Mexicanos sin Fronteras. "Logramos demostrar con éxito que existe una contribución económica sustancial de la comunidad inmigrante a Prince William y que la resolución está trayendo consecuencias económicas devastadoras para el propio condado", recalcó Juárez. Por ello, el grupo activista ha solicitado al Ayuntamiento de Prince William una reunión para "entablar un debate público con las autoridades y discutir el contenido de la resolución". El boicot no fue la única iniciativa de protesta de la comunidad inmigrante en Prince William, ya que el domingo tuvo lugar una marcha, a la que acudieron unas siete mil personas, según datos del grupo activista que se basa en las cifras de la policía local. En apoyo a la comunidad inmigrante llegaron en más de una docena de autobuses manifestantes procedentes de otros lugares, entre ellos Baltimore, Washington, Richmond y Culpeper. Dada la respuesta de los inmigrantes, Juárez opinó que las autoridades de Prince William "ya no nos pueden ignorar". El próximo paso de Mexicanos sin Fronteras para luchar contra la medida anti-inmigrante será un paro laboral convocado para el 9 de octubre, día en el que el grupo espera que nadie vaya a trabajar en Prince William, ni los residentes legales ni los indocumentados.

Descarga la aplicación

en google play en google play