Escúchenos en línea

Salvadoreños que han abandonado la protección del TPS superan los 80 mil

Los Ángeles, California. Por Jorge Cancino | 5 de Noviembre de 2015 a las 15:14

Unos 80 mil indocumentados salvadoreños han abandonado el Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) que el gobierno de Estados Unidos otorgó en marzo de 2001.

Las causas “son diversas”, dijo a Univision Noticias la embajada de El Salvador en Washington DC. “Van desde cambio de estado migratorio, como por ejemplo por matrimonio con un ciudadano estadounidense, hasta la comisión de delitos que los dejó fuera del programa”.

En 2001 el número de indocumentados que solicitó el amparo fue poco más de 280,000, dijo la sede diplomática.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés) confirmó la cifra de salidas del programa y también las razones por las que miles de inmigrantes ya no se encuentran amparados por el programa.

Durante el actual proceso de renovación, anunciado en enero y vigente desde el 9 de marzo, la embajada dijo que “según los últimos datos proporcionados a por la USCIS, se recibieron 197,896 reinscripciones de salvadoreños a la extensión del TPS en 2015”.

La USCIS dijo a Univision Noticias que la cifra bordea los 204,000.

“Cabe destacar que estas cifras se actualizan permanentemente, pues hay solicitudes que llegan en períodos extraordinarios por situaciones particulares de los beneficiarios”, dijo a Univision Noticias Ana Guardado, consejera de prensa y comunicaciones de la embajada.

“La USCIS no nos está compartiendo estadísticas desglosadas, por lo que no conocemos el número de aplicaciones que han concluido en una adjudicación, renovación del beneficio o en una denegatoria del mismo”, agregó.

Retrasos en permisos de trabajo salvadoreños

Del total de peticiones tabuladas por el servicio de inmigración unas 6,000 no han recibido sus permisos de trabajo y las autorizaciones de empleo anteriores vencieron el pasado 9 de septiembre.

El martes la USCIS aseguró que la demora quedará resuelta antes que finalice el año. “Esperamos adjudicar estos casos y emitir las autorizaciones de empleo (EAD, por su sigla en inglés) a los beneficiarios elegibles para el final de diciembre”, dijo a Univision Noticias Joanne Ferreira, vocero de la agencia federal.

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes dijeron que el atraso en la entrega de los documentos obedece a “problemas con la producción de las tarjetas de empleo”, dijo a Univision Noticias Abel Núñez, director ejecutivo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN). “Y también por errores cometidos por los solicitantes”.

La embajada reiteró que un importante número de solicitantes cometió errores en sus solicitudes y la USCIS dijo que algunos cambiaron de dirección y no notificaron a la agencia. “Las comunicaciones las enviamos a la dirección que tenemos registrada en nuestra base de datos”, dijo la agencia. “Si el inmigrante cambió de lugar de residencia y no lo comunicó, no se enterará del estado de su caso”.

El TPS a El Salvador fue otorgado por el gobierno de Estados Unidos en marzo de 2001 por razones humanitarias a causa de dos potentes terremotos que azotaron al país centroamericano el 13 de enero y el 13 de febrero de ese año.

La última extensión fue concedida el 7 de enero de 2015 y rige hasta el 9 de septiembre de 2016. El beneficio frena temporalmente las deportaciones y concede un permiso de trabajo que dura el tiempo de la protección.

En caso de pérdida del amparo, el inmigrante vuelve a quedar indocumentado en Estados Unidos, por ahora una alta de carácter civil no criminal.

Ser latino, de bajos recursos y hablar español, características de las áreas más contaminadas en el país

Los vecindarios de mayoría de habitantes latinos que no hablan inglés presentan los índices de aire más tóxicos del país, según un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Washington (WSU).

La investigación "Raza, privación y aislamiento de inmigrantes" encontró que la mayoría de los sectores con aire más contaminado están en California, aunque también se encuentran en las áreas metropolitanas de Seattle y Portland así como en otros puntos en el noreste del país.

"Los vecindarios integrados por personas no blancas, económicamente desfavorecidas, que no tienen el inglés como su lengua materna y son extranjeros son los más vulnerables para estar cerca de estas emisiones tóxicas de aire", declaró el doctor Raoul Liévanos, autor de la investigación.

"Este es particularmente el caso de los inmigrantes latinos", destacó el investigador hispano, profesor asistente del Departamento de Sociología de WSU, quien resaltó también que la habilidad lingüística y el estatus de inmigración de sus residentes son dos de los predictores más efectivos para determinar si un vecindario está cercano a un centro de contaminación de aire.

El estudio publicado en la revista Investigación de Ciencia Social de noviembre, demostró que los vecindarios de inmigrantes pobres que no dominan el inglés son tres veces más propensos a estar localizados cerca de fuentes de contaminación de aire.

En su experiencia médica y activista la pediatra Elisa Nicholas entiende muy bien los peligros de vivir cerca de focos contaminantes del aire especialmente para los niños.

La experta insistió en que aunque los médicos saben lo que pasa en su consultorio, las mamás conocen el medio ambiente del hogar y los distritos escolares conocen el de las escuelas, por ello hay que unificar esas experiencias para prevenir afecciones como el asma.

"Tenemos que ponernos todos en la misma página y ayudar a que cada grupo entienda la naturaleza multidimensional del asma infantil, su prevención y su tratamiento", declaró Nicholas, fundadora y directora de proyectos de la Alianza de Long Beach para Niños con Asma (Lbaca).

Por su experiencia en el trato con hispanos de bajos recursos en esta ciudad costera del sur de Los Ángeles, la pediatra coincide en que las comunidades más pobres con frecuencia viven más cerca de centros de contaminación del aire.

Algunos de estas fuentes de origen humano señaladas en la Investigación de Liévanos son fábricas, refinerías y plantas de energía.

Lbaca también incluye las autopistas, especialmente congestionadas en el sur de California, los patios de carga de los ferrocarriles y los puertos, así como el caso específico de una planta de reciclaje de baterías cerca de Los Ángeles.

Para su investigación, Liévanos utilizó "un análisis estadístico del estatus racial, socioeconómico y de inmigración de 2.000 vecindarios y su proximidad a focos tóxicos", según señaló en el resumen de su estudio.

El análisis incluyó mapas del país donde se detallan los grupos de contaminación y su cercanía a las áreas residenciales, denunciando que en Estados Unidos 36 millones de personas viven a tres millas o menos de una planta industrial afectados por las emisiones tóxicas de sus calderas.

Una encuesta presentada el 18 de agosto por las organizaciones Earth Justice y Green Latinos encontró que el 85 % de los votantes latinos considera que reducir la niebla de humo y la polución del aire deben ser temas de importancia para el trabajo del presidente y el Congreso.

"Los latinos están diciendo claramente y en voz alta que el tiempo para actuar es ahora", aseguró Lisa García, vicepresidente de Litigio y Comunidades Saludables de Earth Justice.

A su vez, la Alianza para la Justicia Global de Base (GGJ) ha reclamado acciones adecuadas y soluciones efectivas para proteger a las comunidades más vulnerables.

En una petición dirigida al Gobierno, CGJ advirtió que "las acciones inadecuadas y las soluciones falsas" tendrán consecuencias graves para la población, especialmente "de la clase trabajadora, las comunidades de color, los indígenas y los marginados".

Liévanos anotó que algunos pequeños cambios actuales podrían significar importantes avances en la protección de las comunidades menos favorecidas.

"Por ejemplo un pequeño paso podría ser determinar qué idiomas están siendo utilizados para difundir los avisos de salud. ¿Están solamente en inglés? ¿Necesitamos ofrecerlos en español?", señaló el investigador

"Hay una gran cantidad de pequeños pasos que podemos dar y que posiblemente pudieran tener un impacto grande en la salud y seguridad de estas comunidades, en adición a otras tareas mucho más grandes", concluyó.


Descarga la aplicación

en google play en google play