Escúchenos en línea

El perfil cambiante de los inmigrantes en la Unión Americana

Washington. Agencias. | 6 de Noviembre de 2015 a las 16:17

Entre los temas que surgen con frecuencia durante los debates de los pre-candidatos a la presidencia, la inmigración es quizás el que causa más conflictos. El partido que más se opone a la inmigración, los republicanos, insiste en que hay demasiados inmigrantes en el país, y que hay que crear leyes para impedir la inmigración y para deportar a los inmigrantes que ya están en los Estados Unidos.

Lo que olvidan los republicanos es que este fenómeno – la inmigración hacia los Estados Unidos – no es nada nuevo, y que el país ha recibido a muchos más inmigrantes en el pasado que hoy en día. Según un estudio del Centro de Investigación Pew, de los 315 millones de habitantes en los Estados Unidos hoy en día, 41 millones son inmigrantes. Es decir, el 13,1 por ciento de habitantes nacieron fuera del país. Hace un poco más de cien años, el porcentaje fue mayor: de casi 92 millones de habitantes, 13 millones, o el 14,7 por ciento, eran inmigrantes (Krogstad y Keegan, 7 octubre 2015).

Entre los datos del Centro de Investigación Pew se encuentra el mayor grupo inmigrante para cada estado durante los últimos cien años. Es aquí donde podemos notar la diferencia más grande entre la inmigración de los principios del siglo veinte y la de los principios del siglo veintiuno. La mayoría de los inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos en esta época vinieron de Europa. Por ejemplo, entre 1890 y 1919, el 19 por ciento de los inmigrantes había nacido en Alemania. Lo mismo era cierto para Minnesota, donde los alemanes conformaron el grupo inmigrante más grande durante el siglo diecinueve. Sin embargo, empezando en 1910, los suecos conformaron el grupo de inmigrantes más grande en el estado.

En cambio, los inmigrantes de hoy en día vienen de diversas partes del mundo. Hay 11,6 millones de mexicanos en los Estados Unidos, haciéndole el grupo inmigratorio más grande en el país. El segundo grupo de inmigrantes son los chinos, que representa el seis por ciento de todos los inmigrantes en el país (2,4 millones). Es así como se ve que aunque el perfil del inmigrante en siglos anteriores era altamente europeo, los patrones de inmigración cambian, reflejando las situaciones socio-económicas del mundo.

Quizás si sabemos quiénes eran los inmigrantes que poblaron este país hace un siglo podemos entender lo ridículo que es retratar a los inmigrantes como una amenaza al país. En aquel entonces, el país se preocupaba por el hecho de que los alemanas no aprendieran el inglés. De la misma forma, unas décadas después, se preocupaba que los irlandeses e italianos fueran a arruinar el país. Obviamente, esto nunca ocurrió, entonces pensar que un grupo de inmigrantes va a dañar el país es erróneo.

Si fácilmente se puede ver que había más inmigrantes en los Estados Unidos hace cien años y que eso no resultó en la disolución del país, entonces los republicanos no tienen por qué asumir que un aumento en los niveles de inmigración va a dañar el país. De igual forma, si se sabe que lo único constante sobre la inmigración es que es cambiante, los republicanos no tienen por qué concluir que los nuevos grupos de inmigrantes van a llevar al desastre. Más bien, culpar a los inmigrantes por los problemas del país es usarlos como chivo expiatorio. Si el país se encuentra bien hoy en día es porque la llegada de millones de inmigrantes en el pasado no hizo nada más que enriquecerlo, tal y como lo hará en el futuro.


Descarga la aplicación

en google play en google play