Escúchenos en línea

Madres inmigrantes en la apelación de Obama ante la Corte Suprema de EEUU

Washington. Agencias. | 24 de Noviembre de 2015 a las 16:47

Dos semanas después que un Tribunal Federal de Apelaciones rechazará la implementación de un alivio migratorio a 5 millones de inmigrantes, el gobierno del presidente Barack Obama pidió a la Corte Suprema que resuelva rápidamente el obstáculo, para dar luz verde a los planes de impedir la deportación de los inmigrantes beneficiados y darles permisos de trabajo.

Los documentos presentados piden a la Corte Suprema un “examen inmediato” de la apelación, para poder proteger hasta 5 millones de inmigrantes, que en su mayoría son padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes.

La apelación es para solucionar la disputa entre 26 estados, gobernamos por los republicanos, y el gobierno federal demócrata, en medio de una campaña para las elecciones presidenciales del 2016, en el cual la inmigración es un tema crucial.

Tres madres en la apelación

Pero lo novedoso del caso es que, en la apelación, tres mujeres indocumentadas, madres de niños nacidos en Estados Unidos, serán parte del proceso en representación de los intereses de millones de madres y padres indocumentados.

Estas tres mujeres, que permanecen en el anonimato —en los documentos de los tribunales solo son identificadas como Jane Doe 1, 2 y 3— podrán intervenir en la demanda debido a que el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito que, irónicamente rechazó el alivió migratorio, decidió que estas tres mujeres sí podían intervenir en el caso y a favor de los intereses de millones como ellas.

Hasta ahora, las mujeres no habían podido participar directamente en el caso después de que un Juez de Distrito en Texas dictaminó que no podían intervenir. La corte de apelaciones revocó esa decisión y el jueves 19 de noviembre concedió oficialmente el permiso para que las mujeres participen en la apelación ante la Corte Suprema.

“Sus necesidades son inmediatas y personales”

Nina Perales,  vice presidenta de litigación del Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal (MALDEF), dijo que la organización representó a las tres mujeres elegibles para DAPA, madres de ciudadanos y cuyo historial limpio y dedicación a su comunidad, son “representativos de tantos inmigrantes”.

“Estas mamás tienen una perspectiva única, quieren tener DAPA porque desean estar con sus hijos en Estados Unidos, desean tener un permiso de trabajo para ayudar a apoyar a sus familias, tienen objetivos muy urgentes y personales que no tienen otros interventores en este caso”, dijo Perales.

“Sus necesidades son inmediatas y personales”, dijo. “Ellas quieren permanecer con sus hijos y obtener el permiso para trabajar”.


Descarga la aplicación

en google play en google play