Escúchenos en línea

Grupo en EE.UU. trabaja por reforma migratoria

Washington. Agencia PL. | 2 de Diciembre de 2015 a las 15:57

El grupo Fwd.us movilizará sus fuerzas para conseguir una reforma de las leyes migratorias en Estados Unidos en 2017, señalan este miércoles medios de prensa.

Respaldado por el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, la agrupación intentará dar más fuerza al tema en las elecciones presidenciales de 2016 y sus acciones apuntan aparentemente contra el aspirante y puntero entre los republicanos, Donald Trump.

El diario digital The Hill precisó que Fwd.us financiado por Zuckerberg y otras personalidades de Silicon Valley en 2013 para respaldar un cambio de las leyes en el sector migratorio, gastará cerca de 10 millones de dólares encaminados a promover ese objetivo.

Aunque gran parte del enfoque del debate sobre la inmigración actual se centra en Trump, quien propone la deportación masiva de los sin papeles, hay alarma porque la mayoría de los aspirantes republicanos mantienen posiciones preocupantes, señaló un activista.

Estudios indican que una mayoría de los votantes prefiere a un candidato que no sea compatible con el tipo de ideas de Trump que plantea la deportación, según señaló este martes el diario digital Politico.

Mientras tanto, magistrados de la Corte Suprema rechazaron la petición de Texas para que se le otorgara un mes más para responder a la solicitud del Departamento de Justicia para que el máximo tribunal del país escuche sus alegaciones contra los alivios migratorios dictados por el presidente Barack Obama.

Esto permitirá que el mandatario pueda obtener un veredicto final antes de dejar la Casa Blanca sobre su plan que protege de la deportación a más de cuatro millones de inmigrantes indocumentados a través de los programas conocidos como DACA y DAPA.

La decisión abre la posibilidad de que el fallo sobre estos programas creados por la Casa Blanca a través de una controversial acción ejecutiva se conozca antes de la primavera del próximo año.

Texas y otros 25 estados demandantes gobernados por republicanos deberán responder antes del 29 de este mes, lo que le da tiempo a los magistrados a realizar la audiencia en enero y tener los argumentos orales y su fallo final en la primera mitad de 2016.

Si el Supremo falla a favor de Obama en la primavera de 2016, el gobierno tendría siete meses para comenzar a implementar el programa antes de que Obama concluya su mandato.

No obstante, si el caso se pospone para el siguiente período de audiencias de la Corte Suprema, es casi improbable que una decisión se emita antes de que entre el nuevo presidente y, de ser un republicano, lo más seguro es que eliminaría la acción ejecutiva.


Descarga la aplicación

en google play en google play