Escúchenos en línea

ACNUR vislumbra crisis de refugiados

Washington. Agencias. | 8 de Diciembre de 2015 a las 14:25

Tras la visita en noviembre pasado a de Honduras, Guatemala y el sur de México de parte del embajador de Buena Voluntad del ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), Osvaldo Laport, el organismo internacional vislumbra una crisis de refugiados en la región.

-El siguiente paso que dan los desplazados por la violencia es emigrara a otro país, según expertos.

-En 20 de los 298 municipios con los que cuenta Honduras existen 174 mil ciudadanos desplazados internamente por la violencia.

Así lo señala el ACNUR en su más reciente informe "Mujeres en fuga" en el que se vislumbra el riesgo de una crisis de protección y una crisis inminente de refugiados en el continente americano.

En dicho informe se señala que mientras algunas mujeres centroamericanas huyen hacia los Estados Unidos, muchas otras escapan a países vecinos en Centroamérica, donde las solicitudes de asilo han aumentado trece veces con respecto a 2008.

Para responder a esta crisis, la Agencia de la ONU para los Refugiados ha hecho un llamado a todos los países de la región para que reconozcan la creciente situación humanitaria que enfrentan las víctimas del desplazamiento forzado y para que se establezcan medidas para asegurar la identificación y respuestas adecuadas a las necesidades de protección de las personas que huyen de la violencia y la persecución.

En ese orden, la visita de Laport sirvió para dar visibilidad al desplazamiento forzado que afecta a la región, a causa de la violencia e inseguridad, y crear conciencia sobre esta crisis inminente de desplazamiento forzado, incluyendo refugiados, desplazados internos, y personas deportadas con necesidades de protección.

"No sólo la violencia hoy está concentrada en Medio Oriente. Al gran número de refugiados sirios, hay que sumar estos hombres, mujeres, niños, familias enteras que a diario huyen de los países del Triángulo Norte por la violencia causada por varios factores, incluido el crimen organizado transnacional. Una cruda violencia que no deja otra opción más que la de huir de un día al otro, dejando todo atrás y empezando una nueva vida con nada", resaltó Laport.

El ACNUR, que tiene presencia en esta zona desde 2013, ha conocido casos en los cuales las personas se han visto forzadas a huir internamente antes de cruzar una frontera internacional para buscar protección. En las misiones de monitoreo en frontera y desde el diálogo con la sociedad civil se han registrado casos de violencia de género e intrafamiliar que afecta gravemente a mujeres, niños, niñas y personas de la comunidad LGBTI.


Descarga la aplicación

en google play en google play