Escúchenos en línea

Madres latinas demandan a guardería por racismo

LaVoz.com. Desde Santa Fe, Nuevo México. | 11 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Cinco mujeres del condado de Río Arriba demandaron a una guardería administrada por una iglesia evangélica, alegando que fueron despedidas después de quejarse de las críticas de la directora sobre la cultura latina. La querella, entablada por Raquel Martínez, Ella Martínez, Elizabeth Quintana, Eva Padilla y Joanie Maestas, exige el pago de daños y perjuicios no especificados de parte de la Iglesia Metodista White Rock United, la guardería y escuela preescolar Horizons, la directora Darlene Tanski y la junta directiva del centro. Las demandantes alegan que Tanski degradó a Raquel Martínez, castigó de manera particular a los niños latinos, calificó de "extraña" a la cultura latina y le pidió a Maestas que adoptara otra religión para que fuera "más cercana a Dios". Las mujeres dijeron que Tanski, quien es caucásica, les preguntó si sus maridos consumían drogas o alcohol o si abusaban sexualmente de sus hijos. Cuando una mujer le dijo a Tanski "que sus suposiciones eran incómodas, la señorita Tanski le contestó que ella sólo estaba preguntando eso porque sabía que el abuso de sustancias (prohibidas) y la depravación sexual están extendidas entre los latinos, implicando que tal conducta era común y una práctica aceptada en su 'cultura'", señaló el texto de la demanda. Tanski rechazó hacer comentarios el lunes, alegando que ella no había visto el documento. La querella dijo que poco después de que Tanski fue contratada en agosto de 2006 empezó a "interrogar" a Ella Martínez, una empleada de Horizons durante más de una década. Ella se reunió después con las cinco mujeres para decirles que "ella estaba consciente que los problemas de drogas y alcohol eran comunes en 'su cultura'". Ella "de forma consistente habló de forma despreciativa y las reprendía", sugiriendo que ellas podrían ser buenas abriendo su propia guardería, según el texto de la demanda. Raquel Martínez y su hija, Ella Martínez, fueron despedidas poco después de que Ella Martínez cuestionó a Tanski sobre una regulación estatal, Las otras tres mujeres fueron despedidas unos días después, señaló el texto. Las demandantes alegan la violación de la ley estatal de Derechos Humanos, difamación, imposición intencional de dolor emocional, ataque y agresión física, despido injusto y despido en represalia, imposición de dolor emocional por negligencia, supervisión negligente y retención.

Descarga la aplicación

en google play en google play