Escúchenos en línea

Exigen al Gobierno dominicano proteger derechos humanos a migrantes

Santo Domingo. Agencias. | 15 de Diciembre de 2015 a las 15:34

Varias organizaciones que trabajan con poblaciones migrantes demandaron este martes al Estado “un compromiso real” en la protección de los derechos humanos de los haitianos sujetos a ser repatriados tras culminar los plazos para acogerse al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE).

En víspera de la conmemoración del Día Internacional del Migrante a celebrar el viernes de esta semana, el Centro Cultural Dominico Haitiano (CCDH), el Movimiento Sociocultural de los Trabajadores Haitianos (Mosctha), el Movimiento de Mujeres Dominico Haitiano (Mudha), Cotedo, Alas de Igualdad y Centro para la Observación Migratoria y el Desarrollo Social en el Caribe (Obmica) llamaron a todos los sectores a construir cambios estructurales, “mediante el diálogo permanente y efectivo, en busca de una política de Estado en materia de migración que garanticen los derechos humanos de las personas inmigrantes en el proceso de repatriación”.

Alertaron a la sociedad sobre la necesidad de tratar el tema migratorio más allá de la óptica de seguridad nacional, así como de una política de detención y expulsión de personas migrantes.

Insistieron en que se trata de “un tema de derechos humanos”. Indicaron que datos avanzados por las autoridades revelan que el Plan de Regularización acogió un poco más de 4,000 inmigrantes que lograron completar los requisitos establecidos y recibirán un carnet.

“A la inmensa mayoría, de los casi 290 mil que acudieron al plan solo se les ha otorgado un precario status de No Residente, lo cual no parece resolverle su situación migratoria en el país”, agregaron.

“Una cantidad considerable de estos beneficiarios y beneficiarias tienen su carnet vencido, situación que aumentará en los próximos meses; y probablemente estas personas estarán expuestas a un ambiente de incertidumbre generado alrededor del tema”, señalaron las organizaciones en una rueda de prensa organizada por OBMICA.

Explicaron que el ambiente de incertidumbre crea “miedo y terror” entres los migrantes haitianos y puede “dar paso al fenómeno del macuteo y posible extorsión proveniente tanto de oficiales de migración y particulares, afectando a muchas personas que tienen residiendo aquí más de 20 años y que han aportado con su trabajo al desarrollo del país”.

Indicaron que denuncias de organizaciones de la sociedad civil que trabajan el tema migratorio, dan cuenta a la opinión pública de “diversas violaciones de que están siendo víctimas inmigrantes haitianos que enfrentan ahora una inminente repatriación, al no haber podido completar con éxito los requerimientos para acogerse al Plan en el plazo establecido, debido a las trabas burocráticas que caracterizaron el proceso, lo que fue denunciadas en su momento”.

Destacaron que según datos suministrados por organizaciones que monitorean las expulsiones, más 60,000 haitianos indocumentados han regresado a su país de forma “voluntaria inducida”, “presumiblemente para no ser víctimas de la situación antes señalada”.

“Se ha comprobado que las expulsiones se realizan de manera cuasi oficial por los cuatro puntos fronterizos en donde fluyen mayor número de personas que son: Jimaní/Malpasse, Dajabón / Wanament, Elías Piña/Belladerre y Pedernales/Anse-a-Pitres”, indicaron.

“Se cree que la cifra podría ser más alta, ya que existen puntos no oficiales de salida, que han sido identificada por las por organizaciones que trabajan el tema migratorio a lo largo de la línea fronteriza”, sostuvieron.

“Destacamos que si bien el gobierno no está llevando a cabo deportaciones masivas, abundan los relatos de personas que son expulsadas del territorio nacional en horas no establecidas en las normativas”, sostuvieron.

“En algunos casos el parámetro para la detención y expulsión es el color de la piel, esos procesos de detenciones y deportaciones se dan fuera de los parámetros establecidos por la Constitución Dominicana, y los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por el país”, lamentaron las organizaciones.

Las organizaciones solicitaron al gobierno de Danilo Medina:

1.- El cumplimiento fiel del protocolo de entendimiento firmado entre Haití y República Dominicana el 2 de diciembre de 1999, relativo a la gestión de las deportaciones.

2.- Que el Estado haitiano y los consulados y embajadas de Haití en el país tengan una participación proactiva en este proceso y de acompañamiento a sus nacionales.

3.-Que el Estado dominicano aplique estándares internacionales de derechos humanos en los casos de expulsiones o deportaciones de personas no nacionales.

4.-Que las autoridades haitianas adopten una posición más colaborativa y responsable, frente a los campamentos ubicados en Anse-à-Pitres.

5. -Que siga avanzando a través de los canales diplomáticos, el diálogo entre el gobierno dominicano y haitiano en el proceso de repatriación en todo su contexto.


Descarga la aplicación

en google play en google play