Escúchenos en línea

Transexual hondureño residente en España cuenta calvario que vivió en su país

Madrid, España. | 16 de Diciembre de 2015 a las 12:53

La refugiada hondureña Alexandra Andino ha explicado cómo fue amenazada y secuestrada en su país en 2009, violada, apuñalada, torturada y tiroteada como "venganza por ser transexual", y aun así, ha enfatizado, "las palabras ofensivas duelen más que los golpes".

Andino vive en la Comunidad de Madrid desde 2012, donde el 90 % de las personas transexuales son extranjeras, de 60 nacionalidades, según datos aportados en la presentación del informe "Discriminación y Persecución por Orientación Sexual e Identidad de Género. El Camino hacia una Vida Digna", de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

El documento (wwww.perseguidoslgtb.org) indica que las personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales que huyen de sus países se enfrentan en España a una doble discriminación: por origen racial o étnico y por orientación e identidad sexuales.

Al llegar a España, esas personas pueden ver reproducida la discriminación por parte de compatriotas que residen aquí.

Casi un 40 % de los 62 delitos de odio cometidos en 2014 en España fueron por motivos de orientación sexual e identidad de género; el 37 % estuvieron relacionados con hechos racistas o xenófobos, según datos de Interior.

El informe, que recoge testimonios en varios continentes, apunta que 1.700 personas transexuales han sido asesinadas entre 2008 y 2014 en 62 países, como Honduras.

Andino ha denunciado que es un país "muy peligroso" para estas personas, donde son perseguidas y asesinadas, como un centenar de compañeras de la organización que ella dirigía.

"La vida no vale nada", particularmente desde 2009, con el "golpe de Estado" y el cambio de presidente, ha asegurado.

Denunció a la policía y al Estado hondureños, sin resultados, y viajó a España para "salvar la vida" y "seguir la lucha".

La policía la acusó inicialmente de venir a "prostituirse", ha contado, pero luego pudo pedir asilo gracias a Cruz Roja y CEAR, y todo cambió. Ahora trabaja y colabora con el centro de refugiados de Getafe.

Según la coordinadora jurídica de CEAR, Paloma Favieres, la legislación española ha avanzado, pero queda camino para que personas transexuales que piden asilo reciban una valoración adecuada en fronteras.

Manuel Ródenas, del Programa de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid, ha indicado que el 23 % de los inmigrantes y solicitantes de asilo en la región lo son por orientación sexual y de género, principalmente de Ecuador y Colombia, aunque aumentan los de Rusia, repúblicas de la antigua URSS y Centroáfrica.

Las concesiones de asilo a estas personas en Madrid son menos del del 5 %, ha lamentado.

Ha dicho que las denuncias por discriminación sexual son "bajísimas" porque las víctimas temen ser vejadas por los cuerpos de seguridad


Descarga la aplicación

en google play en google play