Escúchenos en línea

Nueva oleada de menores migrantes retrasa informe de HRW

Los Ángeles, California. Agencias. | 16 de Diciembre de 2015 a las 16:53

La organización Human Rights Watch (HRW) confirmó el miércoles que retrasó la publicación de un informe sobre la situación del flujo migratorio en la frontera entre Estados Unidos y México, a causa de una nueva oleada que confirman estadísticas publicadas por la Patrulla Fronteriza.

“También por el debate sobre los refugiados” postergó el informe, que estaba previsto (su divulgación) para el 10 de diciembre, dijo a Univision Noticias Clara Long, investigadora de Estados Unidos de HRW.

El viernes la Casa Blanca declaró que la Administración del Presidente Barack Obama estaba “preparada” para hacer frente al repunte en las detenciones de menores centroamericanos. También señaló que el fenómeno constituye una fuente de “preocupación”.

“Hemos visto un aumento en meses recientes en aprehensiones” de niños migrantes y adultos indocumentados en la frontera del suroeste, dijo Josh Earnerst, vocero presidencial. Agregó que la actual situación dista de la registrada durante el año fiscal 2014, cuando agentes federales arrestaron a 68,541 indocumentados.

Durante el 2013 el número de arrestos alcanzó los 38,759. El año fiscal arranca el 1 de octubre y finaliza el 30 de septiembre del año siguiente.

2015, el peor año para los inmigrantes sin papeles

A principios de octubre Long anticipó en exclusiva a Univision Noticias que el trato que el gobierno de Obama ha brindado a los migrantes indocumentados que detiene en la frontera con México “empeoró en el último año”.

“Ahora tiene la capacidad de detener a familias, niños centroamericanos en su mayoría. Antes de junio del año pasado (la Oficina de Inmigración y Aduanas –ICE-) tenía 80 plazas (camas) en centros familiares, ahora tiene más de 3,000 plazas que están controladas por empresas privadas”, dijo la investigadora, quien en el 2014 también escribió un crítico informe sobre la frontera.

“Hay mas detenciones y continúa la política de deportar rápidamente a la gente sin el respeto al debido proceso”, adelantó Long. “Incluso a los centroamericanos que buscan asilo”.

De mal en peor

El informe de 2014, titulado “‘Aquí no tiene derechos’: Los controles fronterizos en EE.UU. y las devoluciones de centroamericanos al riesgo de sufrir graves daños’” (“‘You Don’t Have Rights Here’: US Border Screening and Returns of Central Americans to Risk of Serious Harm”), detalló las políticas y prácticas fronterizas de Estados Unidos que, advierte la organización, ponen a los inmigrantes en peligro de sufrir graves daños en sus países de origen si son deportados porque se les niegan sus casos de asilo o no tienen la oportunidad de presentarse ante una corte de inmigración para contar sus historias.

Long dijo que “un año después mantenemos las mismas preocupaciones. Y ahora incluso hay más detenciones de personas que tratan de ingresar por los puertos de entrada buscando asilo”.

“Detienen a gente en los puentes y los aeropuertos. Han aumentado este tipo de arrestos, son más frecuentes las detenciones de quienes vienen a Estados Unidos buscando asilo. Y la detención implica incapacidad para obtener asesoría legal, preparar un caso y proteger derechos; implica más efectos negativos para los que buscan protección”, indicó.

Futuro incierto

HRW también advirtió que nada garantiza que los migrantes liberados tras ser detenidos por la Patrulla Fronteriza aseguren una permanencia legal en el país, y dijo que en la mayoría de los casos “el debido proceso no lo están respetando. El sistema tiene varias formas de deportar sumariamente a la gente. Hay jueces de inmigración que pueden considerar una solicitud de asilo como defensa a la deportación pero la mayoría de la gente que viene a la frontera no tiene la suerte de contar su caso ante una corte”.

“La mayoría son deportados expeditamente. En este sistema la gente no tiene la posibilidad de llegar ante un juez. Los oficiales de inmigración no están considerando el miedo creíble y deportan sin verificar que el miedo es cierto. Lo que vemos es que a veces no preguntan. Y a veces sí lo hacen pero anotan respuestas que la gente no brinda. Hay una practica generalizada de no repasar lo que la gente expresa, el miedo, para entonces ir al segundo paso”, indicó Long.

HRW recordó que el derecho internacional vinculante en Estados Unidos prohíbe la devolución de una persona a un país donde su vida o seguridad enfrenten graves riesgos, y precisó que el derecho internacional también se opone a la detención de los solicitantes de asilo y prohíbe la detención de niños migrantes. Los migrantes que vayan a ser deportados tienen derecho a acceder a un abogado.

Confirman incremento

La Patrulla Fronteriza dijo en su página digital que “ha notado un aumento en el número de niños no acompañados y familiares detenidos a lo largo de la frontera suroeste” entre los meses de octubre y noviembre, y que junto con el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS, por su sigla en inglés) inició un proceso para “ampliar su capacidad temporal” para albergar a niños no acompañados detenidos en la frontera.

Agregó que la administración “ha seguido de cerca estas tendencias y ha coordinado medidas para asegurar una respuesta eficaz a los cambios en los flujos migratorios”.

Precisó que el HHS incrementó de 7,900 a 8,400 el número de camas en noviembre y que “está preparando espacios temporales en caso de que se pueden necesitar camas adicionales”.

Los números

La agencia también reveló estadísticas. Señaló que en el sector Big Bend en el año fiscal 2015 (entre octubre y noviembre) la Patrulla Fronteriza detuvo a 37 niños, mientras que en el año fiscal 2016 los arrestos sumaron 321, un incremento de más del 500%. En el sector Del Río en 2015 se llevaron a cabo 214 arrestos mientras que en 2016 fueron 494, un incremento del 131%.

En el sector de El Paso el incremento fue de 250% (571 frente a 163); en El Centro un aumento del 185% (177 frente a 62); Laredo creció 32% (523 frente a 397); Río Grande 101% (6,465 frente a 3,219); San Diego 58% (205 frente a 130); Tucson 58% (1,285 frente a 855); y Yuma más de 500% (547 frente a 52).

En cuanto a la detención de unidades familiares la Patrulla Fronteriza reveló las siguientes cifras de arrestos:

Sector Big Bend creció más de 500% (362 frente a 45 detenidos); Río Grande 269% (597 frente a 162); Del Centro 216% (199 frente a 63); El Paso aumentó en más de un 500% (690 frente a 49); Laredo 25% (311 frente a 248); Río Grande 154% (8,537 frente a 3,365); San Diego no registró variaciones (242 arrestos); Tucson 97% (679 frente a 344); y Yuma con un aumento que también superó el 500% (12,505 frente a 4,577).

Long dijo que el informe sobre la situación en la frontera en el 2015 será publicado a comienzos del Año Nuevo 2016.


Descarga la aplicación

en google play en google play