Escúchenos en línea

Activistas celebran rechazo de ordenanza contra inmigrantes en Avon Park, Florida

| 26 de Julio de 2006 a las 00:00
Activistas hispanos celebraron la decisión del consejo de la localidad de Avon Park que anoche rechazó una medida contra los inmigrantes indocumentados, aunque se mantienen "alertas" ante la posibilidad de que otras iniciativas similares avancen. Tras un acalorado debate público, que se extendió hasta casi la medianoche de ayer, tres de los cinco concejales de esta localidad del centro de Florida votaron en contra de la ordenanza que buscaba penalizar a quienes emplearan o alquilaran viviendas a inmigrantes sin papeles. Asimismo buscaba convertir el inglés en el idioma oficial al eliminar el español de todos los documentos y letreros de la ciudad. Tirso Moreno, coordinador de la Asociación de Trabajadores Agrícolas de Florida (FWAF) se mostró complacido por la decisión de los concejales de rechazar la medida, aunque expresó que se mantendrán "alertas" ante la adopción de este tipo de propuestas en otras ciudades. "El haber logrado que no se aprobara esta ley es un gran triunfo, pero no podemos bajar los brazos porque todavía hay otras medidas que están buscando pasar para perjudicar a nuestra gente", dijo Moreno a Efe, quien participó anoche en la audiencia. La ordenanza, denominada Alivio a la Inmigración Ilegal (Illegal Immigrant Relief Act), similar a una adoptada recientemente en Hazelton, Pensilvania, era impulsada por el alcalde republicano de Avon Park, Tom Macklin. De haber sido aprobada, esta pequeña localidad de casi 9.000 habitantes -donde el 20 por ciento son de origen hispano-, se habría convertido en la primera en el estado en adoptar medidas contra los inmigrantes indocumentados. Moreno expresó su preocupación ante lo que considera ha sido una reciente proliferación de medidas anti-inmigrantes a nivel nacional. "Estamos viendo que varias ciudades en todo el país están pasando leyes muy parecidas que perjudican a nuestra gente y tenemos razones para creer que son los movimientos anti-inmigrantes los que están detrás de todo esto", afirmó Moreno, tras señalar que a la audiencia en Avon Park acudieron personas que se identificaron como miembros del grupo Minuteman a nivel nacional. La ciudad de Palm Bay, en el este de Florida, se apresta a votar a principios de agosto una medida que impondrá multas y negará permisos de trabajo a los negocios que contraten inmigrantes indocumentados, pero el rechazo de la propuesta en Avon Park ha dado un "nuevo impulso" a organizaciones hispanas del área que luchan contra la aprobación de la ordenanza. Para Wanda Medina, pastora de la Iglesia El Faro en Palm Bay, que se unió a otras organizaciones para luchar contra la iniciativa, la decisión de Avon Park representa "una luz al fondo del túnel". "Estamos celebrando el resultado de Avon Park y es un triunfo que definitivamente nos ha dado un motivo más grande para seguir luchando por lograr que tampoco se apruebe la ordenanza contra los inmigrantes en Palm Bay", aseveró Medina a Efe. La activista señaló que si bien la medida que buscan implementar las autoridades de Palm Bay "no es tan perjudicial" como la de Avon Park, de ser aprobada tendría "graves consecuencias" para la comunidad hispana de la zona. "Toda nuestra gente que trabaja en los hoteles, en los restaurantes y los negocios del área se vería afectada si aprueban esta ordenanza y vamos a seguir presionando para que tampoco pase", dijo. De acuerdo con la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, en el 2006 se han aprobado al menos 57 legislaciones estatales en más de doce estados para restringir el acceso a empleo, vivienda, salud y otros beneficios a los inmigrantes indocumentados. Entre los estados que encabezan esta tendencia se encuentran Arizona, Colorado, Delaware, Florida, Georgia, Iowa, Idaho, Illinois, Kansas, Louisiana y Maryland, entre otros.

Fuente: Agencia EFE. Desde Orlando, Florida.


Descarga la aplicación

en google play en google play