Escúchenos en línea

Trump es un payaso y Obama no ha cumplido con migrantes, dice promotor de derechos humanos

Ciudad de México. Agencias. | 22 de Diciembre de 2015 a las 17:22

Al Rojas, defensor de los derechos de los migrantes y coordinador del Frente de Mexicanos en el Exterior denunció que las condiciones laborales de los migrantes tanto en campos de Estados Unidos como del norte de México siguen siendo de esclavitud y explotación, con la complicidad de las autoridades y las empresas trasnacionales.

El también presidente del Consejo Laboral por el Progreso Latinoamericano, se refirió a las declaraciones xenófobas de Donald Trump en contra de los latinos y precisó que el racismo en Estados Unidos no es una cosa nueva y ejemplo de ello es que debido a las represalias están encarcelados en centros de detención casi medio millón de seres humanos migrantes, niños, mujeres y hombres y nadie habla por ellos, parece que fueran invisibles.

"Dunald Trump es un payaso y utiliza el tema para hacerse puntos en la política, tanto un partido como otro, el Partido Republicano que va por la extrema derecha y también el demócrata que no ha cumplido y es cómplice de la represión contra los inmigrantes y que son la mano de obra en ese país".

Y aseguró que el gobierno de Barack Obama tampoco ha cumplido con sus promesas en favor de los migrantes, quienes son utilizados como botín político.

Al mismo tiempo se refirió a la brutal represión que existe en la frontera entre México y Estados Unidos y las condiciones en que muchos migrantes todavía mueren en los desiertos al cruzar por el sueño americano.

Agregó en entrevista en el estudio de "Ciro Gómez Leyva por la mañana" que lo mismo, ocurre en San Quintín, en los valles centrales de San Joaquín en donde están reprimiendo a más de 150 mil trabajadores tanto las empresas trasnacionales como las autoridades y en donde las condiciones de explotación no han cambiado, son las mismas de hace años, por ello han convocado a un boicot en contra de la empresa Driscoll' s que controla el cultivo de frutos rojos.

"Lo que está pasando en San Quintín es una represión, una explotación, una esclavitud, no es posible que vamos a defender de seis a siete dólares por 12 horas al día, niños trabajando en el campo, que están preparando para ser jornaleros y eso viene siendo una cosa inmoral porque deben estar en las escuelas", precisó.

Indicó que durante su estancia en México ha tenido encuentros con diversas organizaciones laborales y de consumidores y se han abordado muchos temas entre ellos, la represión que existe en México y Estados Unidos en contra de los migrantes.


Descarga la aplicación

en google play en google play