Escúchenos en línea

Salvadoreño se declara culpable de contrabando de decenas de salvadoreños

Agencia EFE. Desde Miami, Florida. | 12 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Un salvadoreño se declaró culpable el miércoles de participar en una conspiración para traer de contrabando a EEUU a decenas de centroamericanos y de provocar la muerte de al menos un inmigrante durante uno de los viajes, informó una fuente oficial. José Sixto Ramírez asumió responsabilidad por el caso ante el juez William P. Dimitrouleas, en un tribunal de Fort Lauderdale, al norte de Miami (Florida), según la Fiscalía Federal del distrito sur de Florida. El acusado admitió que su agencia de viajes en El Salvador, aceptó pagos de inmigrantes que deseaban entrar de manera ilegal a EE.UU. y que en marzo de 2000 informó a un grupo de entre 80 y 100 personas sobre el viaje que realizarían a pie, en camión y por tren. Después se los entregó a dos guías, Marvin Arnoldo Ramírez Chávez y René Aguilar Carballo, quienes los trasladaron a Guatemala y al sur de México donde abordaron un tren. En el tren, muchos de los inmigrantes sucumbieron por el calor y la falta de ventilación en los vagones de carga cerrados, donde algunos fueron hallados inconscientes o muertos, de acuerdo con las autoridades que no suministraron el número de personas afectadas. Ramírez admitió que su participación en la conspiración contribuyó a la muerte de al menos un inmigrante, José Antonio Flores Bonilla, quien falleció sofocado. "Este caso demuestra de manera trágica lo insensibles que son los contrabandistas con el valor de la vida humana. Sus víctimas, buscando una mejor vida, pagaron sus sueños con sus propias vidas", dijo el fiscal federal del sur de Florida Alexander Acosta. Ramírez, Chávez y Aguilar fueron acusados en enero de 2005 con 19 cargos de conspirar en el contrabando de inmigrantes, inducir a indocumentados a entrar a EE.UU. y de intentar traer al país a personas no autorizadas por beneficios económicos. Los cargos contra Aguilar luego fueron desestimados. La Fiscalía Federal no suministró las razones de esa decisión, mientras que Chávez está fugitivo. Ramírez afronta una condena máxima de cadena perpetua y una multa de 250.000 dólares. El juez fijó la audiencia de sentencia para el próximo 19 de noviembre.

Descarga la aplicación

en google play en google play