Escúchenos en línea

Saúl Arellano y su madre se reúnen para vivir definitivamente en México

Agencia EFE. Desde Tijuana, México. | 13 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La mexicana Elvira Arellano, quien en agosto pasado fue deportada de Estados Unidos, anunció el jueves en la norteña ciudad de Tijuana que su hijo Saúl Arellano, de 8 años y de nacionalidad estadounidense, decidió vivir con ella en México. En esa urbe, fronteriza con Estados Unidos, madre e hijo se encontraron este jueves para viajar hacia el occidental estado de Michoacán -de donde ella es originaria- y donde ambos vivirán definitivamente. El encuentro ocurrió en un hotel próximo a la frontera con Estados Unidos, en las inmediaciones de la garita de Otay. Amigos de Elvira condujeron a Saúl hasta su madre. "Nos regresamos (en avión) al Distrito Federal a primera hora del viernes y de ahí en camión (autobús) a Michoacán", dijo Elvira a la prensa. Sául participó ayer en una manifestación que realizaron grupos hispanos en Estados Unidos para protestar por la separación de familias de inmigrantes. Del lado mexicano, Elvira y un pequeño grupo de activistas protestaron, casi simultáneamente, en Tijuana. Inicialmente, y después de la deportación de Elvira Arellano, Saúl dijo que iba a quedarse en Chicago con su madrina, pero más tarde cambió de opinión y decidió estar al lado de su madre. Elvira Arellano vivió más de un año en el interior de una iglesia de Chicago, lo que la convirtió en un símbolo de la lucha para modificar las leyes de inmigración de Estados Unidos. El Congreso de ese país ha revisado en los últimos meses un proyecto de reforma migratoria que podría potencialmente beneficiar a unos cinco millones de indocumentados mexicanos en ese país, pero no ha logrado que el plan prospere.

Descarga la aplicación

en google play en google play