Escúchenos en línea

Concejal latino de Newark se lanza a senado estatal

Agencia EFE. Desde Newark, New Jersey. | 17 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Luis Quintana fue el primer latino elegido como concejal en la ciudad de Newark, (Nueva Jersey), en 1994, desde entonces su trabajo ha estado dirigido a promover la igualdad de oportunidades para todos. En 1968, a la edad de ocho años, llegó a los Estados Unidos, proveniente de Añasco, Puerto Rico, lugar donde nació el 29 de enero de 1960 y a donde sueña regresar algún día. "Yo llegué a este país para reencontrarme con mi madre, -Margarita-, quien como muchos inmigrantes salió de Puerto Rico buscando un futuro mejor para ella y sus tres hijos", dijo Quintana. Sin embargo, explicó, el choque cultural que vivió a su llegada le dejó profundas huellas, marcas imborrables que en un principio lo desanimaron, pero luego se convirtieron en su mayor fuerza e inspiración para no darse por vencido. "Yo llegué en una época en la cual había en Newark serios disturbios raciales y eso contrastaba enormemente con lo que había sido mi vida hasta entonces: un niño de río, pescador, que cortaba su caña de azúcar y saboreaba con ella una vida dulce, llena de tranquilidad", relató el concejal. Explicó que lo más duro fue no entender nada, "no sabía nada de inglés y la maestra en el colegio quiso pegarme porque yo no le entendía, me cubrí para que no me pegara y eso ocasionó que me enviaran a una escuela especial". El choque cultural y la necesidad de tener que trabajar desde los 9 años limpiando zapatos, o sacando la basura en algunas casas del barrio para ayudar económicamente a su mamá, hicieron que su educación se retrasara un tanto en relación con los otros niños de su edad. "Eso me hizo blanco de muchas burlas y me llenó de mucho rencor", dijo a Efe Quintana. Aprendió a hablar inglés en la calle, jugando con otros niños, y las monjas del colegio Saint Joseph en Pensilvania y Nuestra Señora del Buen Consejo en Newark, lo enseñaron a escribir y sobre todo, asegura, a perdonar. En 1983 obtuvo su título en Justicia Criminal en Seton Hall University y desde ese momento se dedicó a trabajar por los niños procurando que todos pudieran recibir una buena educación sin importar su religión, raza o color. Su trabajo activo en la comunidad y como consejero en el North Ward Center de Newark lo hicieron acreedor de la confianza de Sharpe James quien fue elegido en 1985 alcalde de Newark y fue el segundo afroamericano en ocupar ese cargo. James nombró a Quintana vicealcalde cuando éste tenía 26 años convirtiéndolo en el segundo vicealcalde más joven en la historia política de Newark. Desde 1994 Quintana ha estado sirviendo a la ciudad como concejal y comenta orgulloso que ha sido el edil con mayor número de votos de la comunidad portuguesa, latina y afroamericana. Es esa diversidad la que motiva a este servidor público a buscar cada día puntos en común, aspectos de unión entre las diferentes razas y culturas presentes en Newark una ciudad azotada por la violencia y donde dice todavía falta mucho por hacer. Actualmente Quintana compite como candidato independiente por un escaño en el senado estatal en las elecciones de noviembre próximo. "Sigo buscando la manera de servir al pueblo cada vez con mayor impacto, espero darle a Newark y a sus habitantes todo lo mejor que pueda como político y ser humano", dijo Quintana. Dijo saber que su morada final estará en el cementerio de Añasco, pero mientras ese día llega seguirá agradeciendo a la ciudad y al país que le ha permitido crecer y desarrollarse y la mejor forma es ayudando a otros a que lo consigan también, concluyó.

Descarga la aplicación

en google play en google play