Escúchenos en línea

La gente de North Carolina no quiere a los indocumentados

Agencia EFE. Desde Charlotte, North Carolina. | 19 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La mayoría de los residentes de Carolina del Norte apoya que los indocumentados sean deportados y rechazan cualquier propuesta para que obtengan la ciudadanía, según una encuesta. El periódico Charlotte Observer y el canal de televisión WCNC-6 informaron que el sondeo se realizó entre más de mil personas en todo el estado, pero principalmente en Charlotte. La encuesta, realizada entre el 15 y 19 de agosto, fue divulgada esta semana. A la pregunta de que si apoyaban o rechazaban que a los latinos indocumentados se les permitiera permanecer como trabajadores invitados y tener la oportunidad de convertirse en ciudadanos, el 53 por ciento de los entrevistados dijo que rechazaba la propuesta, el 36 por ciento que la apoyaba, mientras el 11 por ciento dijo que no estaba seguro o prefirió no contestar. Esta es la tercera encuesta que estos medios de comunicación realizan desde 2005 y muestra que la oposición hacia los indocumentados ha aumentado. En la primera muestra, en 2005, a la misma pregunta, el 46 por ciento dijo que se oponía, mientras que un 40 por ciento la apoyaba. El año pasado la diferencia, incluso, fue más cerrada, pues el 45 por ciento dijo estar en contra de la permanencia de los latinos indocumentados, mientras el 43 por ciento estaba a favor. La encuesta realizada por estos medios de comunicación se publicó en momentos en que las autoridades estatales y locales han endurecido las medidas antiinmigrantes. Esta misma semana entró en vigor una ley que impide a los latinos indocumentados registrar sus vehículos si no presentan una identificación válida de Carolina del Norte. Las congresistas federales Sue Myrick y Elizabeth Dole, junto con Jim Pendergraph, alguacil del condado Mecklenburgh, al que pertenece Charlotte, se han mostrado abiertamente antiinmigrantes y solicitaron oficialmente al gobernador de Carolina del Norte, Mike Easley, que firme una ley aprobada por el Legislativo estatal, para que los alguaciles puedan verificar en las cárceles de los 100 condados el estatus migratorio de latinos arrestados. Hasta el momento, Easley no la ha firmado. También varios condados ya se unieron al programa federal 287g, que permite a los agentes del alguacil verificar el estatus migratorio de los latinos detenidos. Entre esos condados se encuentran Mecklenburgh, Gastonia, Alamance y Cabarrus, mientras que otros 10 esperan el visto bueno del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), para unirse. Desde que el condado Mecklenburgh se unió al referido programa, más de tres mil latinos indocumentados fueron arrestados, de ellos alrededor de 2.500 ya fueron deportados y el resto está en proceso de deportación.

Descarga la aplicación

en google play en google play