Escúchenos en línea

Piden a inmigrantes luchar para evitar renovación de Green Card

Agencia EFE. Desde Los Angeles. | 19 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Líderes y activistas comunitarios hicieron el miércoles un llamamiento a que los ciudadanos se manifiesten sobre la decisión del gobierno federal de obligar a la renovación de la tarjeta de residente. "El 21 de septiembre vence el plazo para que los usuarios se manifiesten sobre la decisión del gobierno federal de cobrar 370 dólares para renovar la tarjeta de residencia permanente sin fecha de vencimiento", explicó a Efe Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas (NALACC, en inglés), una organización no lucrativa que lucha por los derechos de los inmigrantes. Aunque los poseedores de la tarjeta de residente permanente sin fecha de vencimiento ("green card") no tenían que renovar dicho permiso, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración de EE.UU. (USCIS, en inglés) acordó que cerca de 750.000 residentes permanentes poseedores de la "tarjeta verde" disponen de 120 días para cambiar dicho documento por uno nuevo. Según Cabrera, es importante destacar que el costo de renovación del permiso, 370 dólares por persona, significa un golpe económico para muchas familias (1.480 dólares para una familia de cuatro personas). Según ha explicado el USCIS, el costo comprende 290 dólares por el formulario I-90 y 80 dólares por huellas y fotos. "¿Por qué no se cobra solo por las fotos y las huellas, ya que eso es lo más que les preocupa?", sugirió Cabrera, como una propuesta que pueden hacer las personas interesadas. El dirigente igualmente señaló que "es importante que la gente sepa que esto viene, ya que después tendrán solo 120 días y el departamento de inmigración promete cárcel y multas si la gente no cumple con la medida". El USCIS ha indicado que prefiere estimular a las personas para que presenten las solicitudes a tiempo en lugar de enfatizar sobre las acciones de castigo. Una vez la reglamentación sea aprobada, los interesados tendrán 120 días de plazo para renovar sus tarjetas de residencia, debiendo pagar multas y hasta 30 días de cárcel de no hacerlo. El motivo de la medida, según explicaron funcionarios del organismo, es garantizar la seguridad nacional, revisando que quienes poseen tarjetas de residencia no hayan cometido delitos que impliquen su deportación. Una vez vencido el plazo para que las personas presenten sus comentarios, el gobierno evaluará las respuestas y publicará una norma definitiva al respecto. Según el Centro de Estudios de Inmigración, cerca de un millón de personas reciben permiso de residencia permanente cada año.

Descarga la aplicación

en google play en google play