Escúchenos en línea

Prevén resultados nefastos para inmigrantes con nuevas reglas de Seguridad Social

Agencia EFE. Desde Denver, Colorado. | 20 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Las nuevas reglas de la Administración del Seguro Social (SSA, en inglés) sobre verificación de la documentación de los trabajadores podrían causar confusión y llevar a despidos masivos y transtornos para las empresas. Representantes del American Friends Service Committee y de varias organizaciones empresariales y religiosas, fueron hasta las oficinas del SSA en Denver ayer para entregar una carta a los dirigentes de esa agencia federal en la que advertían sobre el posible "abuso" y "consecuencias imprevistas" de las nuevas normas. En su misiva, los líderes comunitarios hacen referencia al hecho que la SSA, en cumplimiento de nuevas reglas establecidas por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), próximamente comenzará a enviar cartas a empleadores para informarles de casos en los que la documentación provista por alguno de los empleados "no coincide" con la información de los archivos federales. Los representantes comunitarios afirman que "las cartas del SSA podrían convertirse en una herramienta para hacer cumplir las leyes migratorias" y despedir a las personas mencionadas en esas cartas, ya que "muchos empleadores no querrán tomarse el tiempo o el trabajo de esperar a que se aclare la situación del empleado". "Hay muchos factores que pueden llevar a que se envíen una carta de 'no coincidencia', incluido nombres mal escritos, cambios de nombres y errores en la base de datos del gobierno federal. Las cartas (del SSA) en sí mismas no prueban que nadie haya hecho nada malo, ni los empleados ni los empleadores", especifica el escrito presentado por los dirigentes comunitarios. Por el momento, el envío de las cartas ha quedado "en suspenso" debido a una demanda judicial presentada el pasado 29 de agosto por la central sindical AFL-CIO, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) y el Consejo Central Laboral del Condado de Alameda (en California) ante el juez Maxine M. Chesney en el Noveno Distrito Judicial, en San Francisco. "Pero los grupos de Colorado seguimos muy preocupados por los devastadores resultados que la implementación de las nuevas reglas podría tener en los negocios y en los trabajadores", comentó Carmen Rhodes, directora ejecutiva del Front Range Economic Strategy Center en Denver. "Tememos que si alguien interpreta mal las nuevas reglas del DHS, se despida a cientos y quizá a miles de trabajadores en Colorado", dijo Rhodes, quien aseguró que los más afectados serían los inmigrantes, la gente que cambió de nombre al casarse, o las víctimas de violencia doméstica que están regularizando su situación migratoria. "Hay muchas organizaciones y grupos de empleados que están pidiendo que se anule esta nueva regla del DHS y también están pidiendo que la SSA no envíe las cartas a los empleadores, sino a los empleados", indicó hoy a Efe Fidel "Butch" Montoya, fundador del ministerio latino H.S. Power and Light. "Esta es una situación grave que la iglesia necesita conocer porque va a afectar a muchos miembros de nuestras congregaciones. Miles de familias podrían quedarse sin fuentes de ingreso porque no podrán trabajar ni podrán recibir ayuda de servicios sociales," aseveró. Montoya sostuvo de que se trata de una situación muy grave que hay que evitar que suceda, ya que en su opinión las nuevas reglas del DHS son "un intento fallido de reparar un sistema migratorio quebrado". "Necesitamos una reforma migratoria completa que les permita a los trabajadores proveer para sus familias, sin vivir con miedo de ser deportados ni de que falsamente se los catalogue de criminales", concluyó.

Descarga la aplicación

en google play en google play