Escúchenos en línea

Cancelan programa especial de residencia en Texas y Oklahoma

Agencia EFE. Desde Dallas, Texas. | 20 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Un programa piloto que funciona en Texas y Oklahoma y que otorga la residencia permanente en un plazo de noventa días a los inmigrantes dejará de funcionar por motivos de seguridad a partir de mañana viernes. El Dallas Office Rapid Adjustment (DORA) comenzó hace tres años en Dallas (Texas) y hace algunos meses amplió sus servicios a ciudades como El Paso (Texas) y Oklahoma (Oklahoma). Bajo este programa, solamente podían regularizar su estatus migratorio aquellos que no tenían antecedentes criminales y que contaban con un familiar cercano de nacionalidad o naturalizado estadounidense, ya sea cónyuge, padre o hijo. También podían tramitar sus documentos, los ganadores del sorteo de visas anual y los inmigrantes con visas tipo I-360, emitida a ciertos trabajadores con la aprobación del Servicio de Inmigración. De acuerdo a María Elena García, portavoz de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, en inglés), la corta vida del programa DORA se debe principalmente a medidas de seguridad nacional. "Existían demasiadas solicitudes de personas que vivían en otros estados y que tenían antecedentes penales. Para poder llevar a cabo sus trámites, nuestra oficina se encargaba de pedir los archivos a otros estados, y eso nos tomaba mucho tiempo", dijo. "Y como estamos hablando de un programa en donde el proceso de entrevista y de tramitación acelerado, en muchos casos no teníamos todos los documentos necesarios a tiempo y por lo tanto no garantizaba del todo la identidad de una persona ", agregó García. Para algunos abogados de inmigración y gestores del área, DORA significaba un proceso seguro y rápido y una alternativa para miles de personas que esperaban cambios en su estatus migratorio. Según Marco Schultz, abogado de inmigración en Fort Worth (Dallas), el cierre de este programa piloto pone en desventaja a muchas personas que tenían todos los requisitos para obtener una residencia en menos del tiempo regular. "Aunque no todas las personas calificaban, casi el 60 por ciento de las solicitudes de mis clientes eran aprobadas a través de DORA. Su finalización acaba también con la esperanza de miles que buscaban una vía rápida", destacó Schultz. Indicó además que las personas que tramitaban su residencia a través de DORA no tenían que esperar por un permiso de trabajo temporal hasta que le llegara la residencia permanente. "Como llegaba tan rápido, no hacia falta", aseveró Schultz. DORA forma parte de INFOPASS, un programa en donde se solicitan citas con funcionarios de inmigración a través de Internet (www.uscis.gov) principalmente para despejar dudas y para agilizar las largas colas en los centros de inmigración. Era a través de este sistema que una gran mayoría de inmigrantes se enteraba de la existencia del programa.. Para Jacobo Ledesma, asesor legal en Arlington (Texas), DORA le significaba un rédito importante para su patrocinio comercial porque la mayoría de sus clientes llegaba de estados aledaños exclusivamente para participar en este programa. "Sabía que era un programa eventual, pero como iba tan bien y había ganado popularidad, jamás pensé que desaparecería. Por el contrario, me imaginé que iba a crecer, y más cuando inauguraron dos oficinas el año pasado", aseguró Ledesma. "Ahora, la residencia permanente, que demoraba con DORA seis meses y a veces menos tiempo, demorará dos años. También se pierde el contacto personal con el oficial de inmigración ya que con este programa se le entregaba todo en persona, pero ahora será por correo postal", agregó. Durante los tres años que duró DORA, alrededor de 22.000 personas presentaron solicitudes a través de este programa.

Descarga la aplicación

en google play en google play