Escúchenos en línea

No vale la pena invertir en más policías para inmigrantes, dice legislador de Colorado

Agencia EFE. Desde Denver, Colorado. | 20 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Un legislador estatal de Colorado cuestionó la efectividad de la nueva Unidad Policial de Inmigración, dependiente de la Patrulla de Caminos de este estado y dijo que quizá "ya no valga la pena" invertir millones en el proyecto. Según el representante Steve King (R-Grand Junction) después del primer mes de operaciones (junio de 2007) en el que la nueva unidad policial detuvo a poco más de 1.100 vehículos y arrestó a unos 350 presuntos indocumentados, "no han habido reportes de operativos similares", con la excepción de 18 inmigrantes detenidos el mes pasado. King aseveró que "la aparente falta de actividad" de la unidad de inmigración de la Patrulla de Caminos de Colorado en la carretera I-70 (tradicionalmente usada por los traficantes de indocumentados) "lleva a cuestionarse si los esfuerzos del estado en contra de la inmigración ilegal siguen siendo valiosos". King clarificó que no está sugiriendo ni pidiendo que se desmantele la nueva unidad, sino que "necesito saber si estamos obteniendo lo mejor de los impuestos dedicados a este proyecto". "Destinamos dos millones de dólares y 25 personas (a esta iniciativa). Ahora es el momento que el gobierno federal debería decir 'Nosotros también estamos comprometidos a hacer cumplir la ley'", dijo King ayer, en referencia al hecho de que los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) no siempre responden a los llamados de los patrulleros en casos de arrestos de presuntos indocumentados. El incidente que llevó a que King personalmente se involucrase en el tema ocurrió el pasado 7 de agosto, cuando un patrullero detuvo una camioneta cerca de Grand Junction y ninguna de las 15 personas en su interior pudo comprobar que estaban legalmente dentro de Estados Unidos. El patrullero llamó al ICE, pero el ICE informó que "no contaba con los recursos" como para responder a esa llamada, por lo que los 15 detenidos quedaron en libertad. King opinó que, por esa "falta de cooperación" de los agentes federales con los patrulleros estatales, el estado de Colorado debería revisar los acuerdos que tiene con el gobierno federal en cuanto a trabajo en conjunto para hacer cumplir las leyes migratorias. De hecho, el pasado 8 de septiembre, King le solicitó formalmente al gobernador Bill Ritter proceder con esa revisión, incluido un pedido para que el ICE reconsidere la decisión de cancelar el contrato que tenía con la cárcel del Condado Garfield en la que hasta el mes pasado se alojaban diariamente a 15 indocumentados. Por su parte, el patrullero Ron Watkins, portavoz de la Patrulla de Caminos, dijo que "nada ha cambiado" en cuanto a la unidad anti-inmigración ilegal, y que "continuamos operando como lo hacíamos desde el principio".

Descarga la aplicación

en google play en google play