Escúchenos en línea

Guardia Nacional colabora en rescate de cinco indocumentados

Patricia Giovine, agencia EFE. Desde El Paso | 27 de Julio de 2006 a las 00:00
Cinco inmigrantes indocumentados que estaban perdidos en el desierto de Nuevo México y comenzaban a sufrir síntomas de deshidratación fueron rescatados por efectivos de la Guardia Nacional, en coordinación con la Patrulla Fronteriza. Douglas Mosier, portavoz de la Patrulla Fronteriza en El Paso, dijo este miércoles que el rescate se llevó a cabo a las 13:00 horas del lunes, en un tramo del desierto localizado a 11 millas al suroeste de Deming, entre Columbus y Las Chepas, en Chihuahua (México). En esta área se ha registrado un aumento de muertes de indocumentados y diariamente hay un promedio de 100 detenciones, de acuerdo con la vocera de la Patrulla Fronteriza en Washington, María Valencia. Mosier relató que pilotos de dos helicópteros de la Guardia Nacional que realizaban un recorrido de vigilancia, divisaron a cinco inmigrantes indocumentados que caminaban al sur de la carretera 1-10, y que al verlos hicieron señales de auxilio. Los soldados trasladaron a personal de la unidad de Trauma y Rescate de la Patrulla Fronteriza (BORSTAR) hasta el área donde se encontraban los inmigrantes que ya presentaban problemas de salud por la falta de líquidos y la exposición al sol. El grupo había estado en el desierto por dos días y al ser atendidos se quejaron de dolores estomacales, calambres en las piernas y náusea, informó la agencia federal. Uno de los agentes de BORSTAR brindó los primeros auxilios y suministró suero intravenoso a una mujer oriunda de Guatemala que presentaba síntomas de deshidratación severa, explicó el portavoz. Los miembros de este equipo informaron que los inmigrantes no habían tomado agua en las 12 horas previas a su rescate. Precisaron que la inmigrante guatemalteca, que no ha sido identificada, fue transportada a un hospital de Deming, donde sigue bajo observación. El resto del grupo, todos mexicanos, fueron trasladados a un centro de detención antes de ser procesados frente a un juez de Inmigración. Este rescate, según la Patrulla Fronteriza, ejemplifica las consecuencias de contratar a traficantes de personas que abandonan al grupo cuando presentan problemas de salud. Mosier explicó que la agencia federal lleva a cabo campañas de prevención, orientadas a la comunidad de México y Latinoamérica, para alertar sobre los peligros de ponerse en manos de coyotes que transportan a inmigrantes por áreas peligrosas haciéndoles creer que será tarea fácil recorrer el desierto. En lo va del presente año fiscal, los agentes de la Patrulla Fronteriza en el sector de El Paso han rescatado 470 inmigrantes en problemas y ha registrado 36 muertes, la mayoría en el desierto. Los inmigrantes rescatados el lunes intentaban el cruce en el lugar donde la Patrulla Fronteriza inició el viernes pasado el operativo "Relámpago", destinado a desalentar el tráfico de indocumentados por esa zona, especialmente peligrosa por la inmensidad y aridez del desierto. Este operativo contempla que los inmigrantes mexicanos sean tratados como el resto y en lugar del regreso voluntario y casi inmediato a México por los cruces internacionales, serán detenidos en cárceles en espera de una audiencia ante un juez de Inmigración para su posterior deportación.

Descarga la aplicación

en google play en google play