Escúchenos en línea

Pide la UE solución política para acabar drama de refugiados sirios

Beirut. PL. | 21 de Marzo de 2016 a las 09:13

La alta alta representante de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, demandó este lunes aquí una solución política al conflicto en Siria para terminar el sufrimiento de millones de refugiados.

En rueda de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores de El Líbano, Gebran Bassil, Mogherini coincidió en que para este país de poco más de 4,5 millones de habitantes resulta insoportable acoger a más de 1,5 millones de desplazados sirios.

La representante comunitaria llegó a Beirut y se entrevistó con el primer ministro Tammam Salam, además de que visitó el asentamiento de refugiados de Bar Elias, en medio de cuestionamientos internacionales al rechazo de la UE a aceptar a los cientos de miles de personas que buscan refugio en Europa.

Mogherini expresó esperanza de que se alcance un mecanismo político para poner fin a la crisis y al drama de los refugiados, y junto con Bassil examinó los efectos de la creciente amenaza del terrorismo en la región y el mundo, así como la imperiosa necesidad de más esfuerzos para combatir ese flagelo.

La UE y El Líbano tienen intereses comunes en luchar contra el terrorismo, aseveró la jefa de la diplomacia europea al asegurar que el bloque continuará su apoyo a este país árabe, "aunque eso no es suficiente pues los libaneses necesitan ejercer sus propios esfuerzos mediante instituciones estatales".

Además del campamento informal de refugiados, Mogherini visitó una escuela pública en la cual estudian niños sirios en Bar Elías, un poblado del oriente del valle de la Bekaa.

Bassil, por su lado, comentó las grandes expectativas de la comunidad internacional y de la UE, en particular, por asistir a El Líbano en la crisis de los refugiados e insistió en la conveniencia de accionar contra el terrorismo y sus peligros.

El Ministro recalcó que la Constitución libanesa prohíbe la naturalización de refugiados sirios y consideró que un arreglo político es la única vía para que esos desplazados retornen a su país de origen y poner así "aligerar la carga de los refugiados".

"El Líbano no puede soportar más esta carga", expresó Bassil, mientras Mogherini afirmó que Beirut y Bruselas "han compartido interés para reanudar las conversaciones de paz (intersirias) en Ginebra".

Igualmente, el canciller recordó que las autoridades libaneses nunca han recurrido a la fuera para frenar el flujo de desplazados y ha sido generoso en brindarles albergue temporal.

Alrededor de 4,8 millones de sirios están refugiados en países de la región, mientras 6,5 millones permanecen desplazados dentro de su propio país como consecuencia de la violencia desatada por opositores armados, básicamente grupos terroristas como el Estado Islámico y el Frente al-Nusra.


Descarga la aplicación

en google play en google play