Escúchenos en línea

Baja el flujo de migrantes a Europa

Madrid, España. Agencias. | 12 de Abril de 2016 a las 16:27

En medio de una fuerte seguridad, las autoridades en las islas griegas de Lesbos y Chios deportaron el lunes a 202 migrantes y refugiados en embarcaciones con destino a Turquía, iniciando la aplicación de un polémico plan de la Unión Europea para limitar la migración a Europa.

Tras haber visitado el centro de acogida de Moria, transformado ahora en centro de retención para refugiados y migrantes, Higginbottom declaró que Estados Unidos estará pendiente de cómo se aplicará el acuerdo.

Autoridades dicen que 131 migrantes, la mayoría del sur de Asia, llegaron a Dikili este lunes, y fueron escoltados uno por uno de los barcos al centro de registración.

Bajo el controvertido acuerdo, todos los migrantes y refugiados que lleguen a las costas griegas ilegalmente por mar después del 20 de marzo serán deportados a Turquía una vez que sus solicitudes de asilo sean desestimadas.

Dikili es una ciudad de 40.000 personas en la provincia de Esmirna, donde Turquía ha desplegados unidades policiales y ha levantado carpas para registrar a los emigrantes y tomar sus huellas dactilares.

Pese a la disminución matemática de la cantidad de demandantes de asilo político que llegan a Grecia, muchos entes humanitarios a nivel mundial cuestionan la solidez y efectividad de las bases de acuerdos como el de Turquía-UE y el cierre de la ruta balcánico, entre otros que no dan solución definitiva al fenómeno. Otro grupo de 16 es esperado por la tarde.

La expulsión se ha producido después del pacto firmado entre la Unión Europea y el Gobierno turco para propiciar una solución en cuanto al masivo desplazamiento de personas.

En el acuerdo se establece que Turquía debe recibir migrantes deportados desde Grecia; a cambio el primero deberá enviar el mismo número de sirios legalmente establecidos hacia Europa, quienes tendrán calidad de refugiados.

Grecia ha terminado de redactar la legislación necesaria para reconocer a Turquía país tercero seguro, señaló, y el Parlamento heleno lo discutirá en los próximos días o incluso mañana.

La canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro turco Ahmet Davatoglu coinciden en que esta medida para controlar la crisis de refugiados, "se ajusta" al derecho internacional y que "está plenamente legitimado".


Descarga la aplicación

en google play en google play