Escúchenos en línea

Quieren nacionalizar a un millón de residentes

Agencia EFE. Desde Washington. | 27 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El Caucus Latino, junto a organizaciones pro derechos de inmigrantes, anunció el jueves un plan que pretende que un millón de residentes permanentes consigan la ciudadanía estadounidense en un año. Joe Baca, presidente de la organización, compareció en el Senado junto a Luis Gutiérrez, representante por Illinois y directivo del Caucus latino, para anunciar masivas campañas en todo el país con el objetivo de que los residentes permanentes den el paso de convertirse en ciudadanos estadounidenses. Unos 45 millones de personas, el 15 por ciento de la población de EE.UU., es de origen latino, y actualmente existen ocho millones de residentes permanentes, la mitad de ellos latinos, que fueron declarados elegibles para aspirar a la ciudadanía. Pero las nuevas tarifas del proceso de naturalización, que aumentaron de 330 a 595 dólares el pasado 30 de julio, dificultan el registro. La campaña está destinada a todos aquellos residentes permanentes que no hayan quebrantado la ley, que hayan trabajado duro y que hayan pagado sus impuestos, en la tradición de todos los inmigrantes que se convirtieron en ciudadanos en el pasado, explicó Baca. "La ciudadanía otorga el derecho al voto; hay que dar este paso para participar de forma completa en el estilo de vida americano y dejar atrás cualquier miedo", agregó en relación a las redadas que se continúan realizando contra inmigrantes indocumentados. Gutiérrez recordó que la naturalización es "la mejor solución" para que la comunidad latina desempeñe un papel fundamental en el panorama político estadounidense y subrayó que la comunidad inmigrante debe hacer realidad el lema "ayer marchamos, hoy votamos". "El incremento de nuestra población no nos da más poder, pero los residentes que se convierten en ciudadanos de este país, obtienen un poder verdadero", indicó. Además afirmó que los poseedores de las "tarjetas verdes" tienen todas las responsabilidades de un ciudadano estadounidense, pero no todos sus derechos, por lo que la naturalización es un paso fundamental para que su voz influya en el Congreso. En apoyo de la iniciativa acudieron a la rueda de prensa la presidenta del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murguía, y William Ramos, director de la oficina de Funcionarios Latinos Electos y Elegidos (NALEO). Murguía no se olvidó de la importancia de la aprobación en el futuro de una reforma migratoria integral. "Pero mientras llega (la reforma), el voto latino debe crecer para que nos tengan en cuenta", dijo. "Mientras llega la aprobación de la ley, está en nuestra mano que nuestro poder en el país crezca", agregó Murguía, quien anunció la segunda fase de la campaña "Ya es hora", denominada "¡Ve y vota!". Esa iniciativa se creó para promover la naturalización y el registro de los latinos con derecho al voto tras las manifestaciones pro-inmigrantes de 2006. Por su parte Ramos recalcó que el número de naturalizaciones de enero a julio de 2007 subió en un 71 por ciento respecto a las registradas en el mismo periodo durante el año pasado. Vicente Minas, un salvadoreño de 67 años que recientemente logró la ciudadanía estadounidense, declaró que este paso es "una cuestión de sentimiento". "Nos damos cuenta de que podemos ser libres; somos seres humanos y la discriminación duele. Hay que pensar en los demás, en el bien común", manifestó Minas. Grace Napolitano, congresista por California y presidenta del grupo parlamentario latino de la Cámara de Representantes, y Javier Becerra, asistente de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, también acudieron a la conferencia.

Descarga la aplicación

en google play en google play