Escúchenos en línea

¿Qué pasará con la reforma migratoria?

Agencia EFE. Desde Phoenix, Arizona. | 27 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La reforma migratoria se enfrenta a un futuro incierto mientras los políticos y el pueblo estadounidense no comprendan los beneficios de otorgar un estatus legal a los millones de indocumentados que viven en el país. Hasta ese momento será difícil que se llegue a un acuerdo en Washington, según coincidieron hoy varios expertos en una conferencia celebrada en Phoenix organizada por la Universidad del estado de Arizona. En una clara muestra de las marcadas diferencias ideológicas sobre el asunto migratorio representantes republicanos y demócratas debatieron hoy las diferentes propuestas que existen. Desde las que propugnan otorgar un camino a la legalización de aquellos que llevan años viviendo de forma "ilegal" en EEUU a las que buscan solamente concentrarse en incrementar la seguridad en la frontera con México y evitar el cruce de mas indocumentados. "Mientras no se logre un cambio de ideología en Washington y tengamos un mayor apoyo de la clase media, la comunidad inmigrante seguirá sufriendo ante las redadas y las deportaciones", aseguró Susan Collins, directora legislativa de la oficina del Congresista Luis Gutiérrez (D-IL), al comenzar la conferencia sobre inmigración. Collins defendió el plan presentando por el congresista Gutiérrez que otorgaría un camino a la regularización del estatus migratorio de los mas de 12 millones de indocumentados que se calcula viven y trabajan en este país. Pero a pesar de los esfuerzos de grupos pro-inmigrantes, Collins indicó que el tema de una reforma migratoria se "encuentra estancado". Ante el fracaso del Senado federal en aprobar una reforma migratoria, Collins afirmó que actualmente las esperanzas están puestas en la posible aprobación del DREAM Act, una ley que otorgaría un estatus legal y la oportunidad de continuar una carrera universitaria a los estudiantes indocumentados que llegaron a este país antes de cumplir los 16 años. "Aun para esta propuesta las noticias no son muy alentadoras", dijo Collins refiriéndose al anuncio del miércoles sobre que la propuesta del DREAM Act será considerada de una forma independiente y no como una enmienda, el próximo mes de noviembre. "Con el DREAM Act está pasando lo mismo que con la reforma migratoria, tenemos cientos de llamadas de personas llamando a nuestras oficinas asegurando que se trata de una "pequeña amnistía", agregó. Por su parte, Sean Noble, representante de la oficina del Congresista John Shadegg (R-Az). indicó que dentro del Partido Republicano existe una marcada oposición a cualquier tipo de ley que otorgue un estatus legal a las personas que han violado las leyes de inmigración al entrar de forma ilegal al país. "Tenemos que considerar todas la opciones, creo que gran parte del debate ha sido por propuestas que desean otorgar de alguna manera un camino a la ciudadanía cuando hay algunos inmigrantes que no están interesados en ser ciudadanos, ellos (los indocumentados) solo quieren una forma de venir de manera legal a este país, trabajar y regresar con sus familias", explicó Noble. Agregó que el Congresista Shadegg apoya la idea de un programa de trabajador huésped, con la posibilidad de que las personas que ya viven de manera ilegal en Estados Unidos regresen a su país de origen y puedan aplicar a este programa. Collins indicó que mientras no exista un acuerdo a nivel federal, los estados continuarán aprobando leyes a nivel estatal que buscan solucionar el problema de la inmigración ilegal. Por ejemplo, en Arizona entrará en vigor enero una nueva ley que penalizará a los negocios que contraten inmigrantes indocumentados.

Descarga la aplicación

en google play en google play