Escúchenos en línea

Policía quiso contratar a pandillero como asesino a sueldo

Agencia EFE. Desde Chicago, Illinois. | 27 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Un miembro de un escuadrón de elite de la policía de Chicago fue detenido y acusado de conspirar para contratar a un pandillero latino como asesino a sueldo. Jerome A. Finnigan, de 44 años, fue conducido ayer ante un juez federal, quien dispuso que permaneciera en la cárcel hasta una audiencia sobre fianza que se realizará el próximo lunes. La detención la realizaron agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), quienes grabaron conversaciones de Finnigan y un informante policial, en las que se discutieron detalles del asesinato de un policía. Finnigan y otros seis agentes del Servicio de Operaciones Especiales (SOS) -entre ellos un latino- fueron denunciados meses atrás como responsables de varios casos de robos y secuestros de traficantes de drogas, a quienes despojaron de dinero y drogas. Dichos miembros del escuadrón, supuestamente dedicados al combate de pandilleros y traficantes en los barrios más peligrosos de Chicago, habrían extorsionado inclusive a familias latinas con acusaciones falsas a cambio de dinero. Según una declaración jurada entregada por el FBI al juez, Finnigan tuvo múltiples reuniones y conversaciones telefónicas con el informante para discutir la realización de un "trabajo de pintura". La víctima sería un policía, también integrante del SOS, que Finnigan creía había denunciado las operaciones del grupo al alto comando policial. En las conversaciones grabadas, Finnigan y el informante discuten detalles de la contratación del "pintor", que sería un pandillero latino o un sicario profesional. La foto de la supuesta víctima fue mostrada por Finnigan al informante, y habría sido recortada de una fotografía general donde aparecían otros miembros del SOS. Según informa hoy el "Chicago Tribune", en esta investigación participan fiscales federales y de la fiscalía del condado de Cook, donde se asienta Chicago. La investigación se extendería incluso a la división de asuntos internos del Departamento de Policía, donde según el periódico durante cuatro años hubo información sobre posibles actividades ilegales de Finnigan y sus compañeros, pero no se investigó.

Descarga la aplicación

en google play en google play