Escúchenos en línea

Ticos aceleran construcción centro de detención para inmigrantes en frontera sur

San José. Agencia PL. | 19 de Abril de 2016 a las 12:31

El gobierno de Costa Rica acelera actualmente la construcción de un centro de detención temporal para migrantes irregulares en el sureño puesto de Paso Canoas, en la frontera con Panamá, donde se les iniciará el proceso de deportación.

La instalación de dicho centro constituye una de las cinco medidas anunciadas por el gobierno tico el viernes pasado ante el ingreso masivo de migrantes irregulares cubanos y extracontinentales (en su mayoría africanos y asiáticos) con destino a Estados Unidos.

"Las personas migrantes irregulares adultas interceptadas en territorio nacional serán trasladadas a un centro de detención temporal para migrantes, bajo la administración de la Dirección General de Migración", precisa la medida oficial.

Añade que este centro de detención -con las condiciones para garantizar la dignidad y derechos humanos de las personas migrantes- estará ubicado en la zona sur y allí se les iniciará el proceso de deportación, de acuerdo con las leyes vigentes.

Medios de prensa desde Paso Canoas refieren que poco más de 200 africanos permanecen allí en el limbo desde el viernes pasado, luego que fueran apresados un día antes en el norteño puesto de Peñas Blancas, en el borde con Nicaragua, y llevados hasta la frontera sur para devolverlos a Panamá, que se negó a recibirlos.

Sobre la deportación de las personas que ingresen a este país irregularmente, la directora de Migración, Kathya Rodríguez, señaló a la prensa que no existe otra salida, porque "Costa Rica es un Estado de derecho, no los podemos solamente dejar pasar por media carretera, es complicado satisfacer su requerimiento".

Además y en concordancia con las medidas anunciadas, el gobierno levanta, también en Paso Canoas, un centro de atención administrado por el Patronato Nacional de la Infancia, donde ubicarán a los migrantes menores de edad, sus padres o encargado y las mujeres embarazadas que se encuentran en condición irregular.

La semana anterior varios intentos de ingreso irregular por algunos de los más de dos mil migrantes cubanos y extracontinentales que se encuentran del lado panameño de la frontera motivaron una declaración y un pronunciamiento de Costa Rica.

En la primera denunciaron y repudiaron las leyes norteamericanas que alientan los flujos migratorios de los cubanos por la región, al tiempo que aseguraron que no permitirían el ingreso de migrantes irregulares.

En el segundo, Costa Rica reiteró que no dejaría entrar a migrantes irregulares y adelantó que junto con Panamá enfrenta un flujo masivo irregular de cubanos y extracontinentales, que pretenden atravesar sus países y continuar su rumbo hacia su destino final: los Estados Unidos, dice.

Afirma que esos flujos evidencian "la incapacidad o poca voluntad de otras naciones hacia el sur para impedir la entrada y tránsito de migrantes irregulares, pero también son el resultado de la acción del crimen organizado que busca nuevas rutas para el tráfico de personas".


Descarga la aplicación

en google play en google play