Escúchenos en línea

Impopularidad del «Pato» Trump con latinos pasará factura a los republicanos

Washington. Agencias. | 22 de Abril de 2016 a las 16:47

El 87 % de los votantes latinos considera "menos probable" que vayan a votar por Trump, después de que él prometiera que si es elegido presidente de los EU deportará a los 11.5 millones de inmigrantes indocumentados que viven actualmente en el país.

El multimillonario Donald Trump es muy impopular entre los votantes latinos, lo que pasará factura al Partido Republicano en las elecciones presidenciales de noviembre, según los resultados de una encuesta.

Casi nueve de cada diez votantes latinos (el 87 por ciento) tiene una imagen negativa del precandidato republicano. Entre ellos, el 79 por tiene una imagen "muy negativa" del magnate tras sus declaraciones xenófobas y sus promesas de deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados, según la encuestadora Latino Decisions.

El 87 por ciento de los votantes latinos considera "menos probable" que vayan a votar por Trump, después de que el multimillonario prometiera que si es elegido presidente de los Estados Unidos en noviembre deportará a los 11.5 millones de inmigrantes indocumentados que viven actualmente en el país.

Las declaraciones anti-inmigrantes de Trump han contribuido a empeorar aún más la imagen del Partido Republicano entre los latinos.

Casi tres de cada cuatro votantes latinos (42 por ciento) opinan que el Partido Republicano "no se interesa mucho por los latinos", el 31 por ciento considera que es "algunas veces hostil hacia los latinos", mientras que sólo el 14 por ciento dice que al Partido Republicano "realmente le importa la comunidad latina".

Encuesta de Latino Decisions

El 42 por ciento de los votantes hispanos opina que, en los años recientes, el Partido Republicano se ha vuelto más hostil hacia los latinos, el 35 por ciento considera que no ha cambiado y el 15 por ciento dice que se ha vuelto más receptivo.

La inmigración es el segundo tema que más preocupa a los votantes latinos, por detrás del empleo. Y es algo personal.

El 57 por de los votantes latinos conoce a alguien que es indocumentado, un tercio (34 por ciento) conoce a alguien que ha sido deportado o detenido por razones migratorias; y una tercera parte (33 por ciento) conoce a alguien que ha solicitado el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) para jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.

Gracias a DACA, unos 700,000 jóvenes indocumentados -conocidos en Estados Unidos como "soñadores"- han podido obtener un permiso de trabajo y estudiar en la universidad. Este programa les garantiza que durante el periodo que dura el permiso no serán deportados a sus países de origen, pero no les concede la residencia legal.

De este programa, lanzado por la administración Obama, se han beneficiado hasta ahora 700.000 jóvenes indocumentados.

La encuesta de Latino Decisions ofrece otro dato que debería preocupar a los dirigentes del Partido Republicano. El 78 por ciento de los encuestados dice que las opiniones de Trump sobre los inmigrantes y la inmigración hacen "menos probable" que voten por los republicanos en las elecciones presidenciales de noviembre.

"Los resultados no son un buen presagio para los republicanos y la visión de un partido incluyente que esperaban construir después de 2012 (cuando Obama ganó la reelección)", dijo Frank Sharry, director ejecutivo de la organización pro reforma migratoria America's Voice.

Sharry aseguró que los votantes latinos "se sienten atacados personalmente por Donald Trump y el Partido Republicano".

Si hoy se celebraran elecciones presidenciales, los votantes latinos tienen muy claro que votarían antes a la ex primera dama Hillary Clinton y al senador demócrata Bernie Sanders que al senador republicano Ted Cruz o a Trump.

La encuesta también mostró que los votantes latinos castigarán a los republicanos en las urnas por oponerse a los decretos migratorios del presidente Barack Obama y premiarán a los demócratas por defenderlos.

Los republicanos han bloqueado en los tribunales los decretos migratorios de Obama, que el mandatario anunció en noviembre de 2014 y que darían papeles temporales a cinco millones de inmigrantes indocumentados, un permiso de trabajo y la garantía de que no serían deportados a su país de origen.

El caso está ahora ante el Tribunal Supremo, el máximo órgano judicial de Estados Unidos. Se espera que los jueces tomen su decisión en junio.


Descarga la aplicación

en google play en google play