Escúchenos en línea

Enfrentamiento entre migrantes y policía en campo de registro griego

Atenas, Grecia. DPA. | 27 de Abril de 2016 a las 15:41

En el campo de acogida y registro de Moria, en la isla griega de Lesbos, se produjeron en la noche ayer martes a hoy miércoles enfrentamientos entre migrantes y policías que se prolongaron durante varias horas, informó hoy la radio estatal griega.

Los refugiados y migrantes protestaban contra su eventual deportación a Turquía y contra lo que consideran como malas condiciones de vida en el campamento.

Según la radio, no fue hasta la mañana de este miércoles cuando las fuerzas de seguridad lograron restablecer el orden en el campamento de Moria. Medios locales informaron que los enfrentamientos dejaron al menos 17 heridos leves. Reporteros en el lugar de los hechos dijeron que el ambiente es explosivo.

Los manifestantes arrojaron botellas de agua y otros objetos contra el ministro griego de Migración, Ioannis Mouzalas, y otros funcionarios. También incendiaron cubos de basura. Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos cuando algunos migrantes lanzaron piedras e intentaron huir del campamento.

Grecia deportó hoy a Turquía 49 migrantes ilegales en virtud del acuerdo migratorio pactado por la Unión Europea y Ankara. El acuerdo prevé que todos los refugiados y migrantes que hayan entrado ilegalmente en Grecia desde Turquía desde el día 20 de marzo sean devueltos a este último país.

Hasta el momento han sido expulsadas 374 personas desde las islas griegas a Turquía. Hoy fueron devueltos por primera vez desde la entrada en vigor del pacto migratorio 12 refugiados sirios desde la isla de Lesbos, informaron a Dpa fuentes de la guardia costera y la policía griegas.

Los refugiados embarcaron de manera voluntaria en un avión fletado por Frontex, la agencia europea encargada de vigilar las fronteras exteriores de la UE, que los llevó a la ciudad portuaria turca de Adana.

En las últimas 24 horas, sólo 62 personas cruzaron ilegalmente desde Turquía a las islas griegas, informó la comisión griega para la gestión de la crisis de refugiados en Atenas.

En el campamento de Idomeni, en la frontera con Macedonia, las autoridades griegas repartieron hoy entre los refugiados y migrantes volantes en cinco idiomas en los que se les llama a abandonar este campo improvisado para buscar cobijo en otros campamentos cercanos oficiales. Las autoridades griegas aseguraron que no se volverá a abrir la frontera con Macedonia.

Según la comisión griega para la crisis de refugiados, en Idomeni todavía quedan atrapadas más de 10 mil personas. En toda Grecia están varados casi 54 mil migrantes y refugiados después del cierre de la llamada "ruta de los Balcanes" hacia el centro de Europa.


Descarga la aplicación

en google play en google play