Escúchenos en línea

Mujeres y los menores, primeros en ser deportados

Washington. Agencias. | 31 de Mayo de 2016 a las 12:30

El Departamento de Seguridad Nacional está a punto de lanzar una campaña de deportaciones de ciudadanos centroamericanos que solicitaron asilo en los Estados Unidos en el verano del 2014, centrándose sobre todo en las mujeres y niños.

 Después de las redadas de enero, que arrancaron a adolescentes del seno de sus familias y los sacaron de sus autobuses de camino a la escuela, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en sus siglas en inglés) está a punto de volver a lanzar una campaña de  detenciones y deportaciones a ciudadanos centroamericanos, que solicitaron estatus de refugiados en los Estados Unidos en el verano del 2014. Esta vez con la intención de aprehender y encarcelar específicamente a mujeres y niños centroamericanos, o “unidades familiares” y menores no acompañados.

Documentos sobre la operación

Un artículo reciente de Julia Edwards publicado por Reuters hace referencia a documentos internos revelados a la agencia de noticias con relación a la próxima operación.

«Inmigración y Control de Aduanas ha instruido a sus oficinas territoriales en toda la nación para comenzar una oleada de detenciones de 30 días, enfocadas a madres y niños a los que ya se les ha pedido salir de Estados Unidos», se lee en el documento al que tuvo acceso Reuters. «La operación también abarcaría menores de edad, que entraron al país sin acompañamiento, y que ahora ya han cumplido los 18 años», se lee en el documento. Dos fuentes confirmaron los detalles del plan.

A pesar de las garantías del secretario del DHS, Jeh Johnson, de que «ofreceremos a la población vulnerable centroamericana un camino alternativo y legal para que estén seguros en los Estados Unidos», las acciones descritas en el documento lo obstaculizan.

Redadas en todo el país

En respuesta a la declaración del DHS, Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes de Inmigración, emitió la siguiente declaración:

«Estas redadas de tipo militar contra madres y niños que tratan de escapar de la violencia son reprobables… El fracaso del gobierno federal para remediar las condiciones de violencia de las que huyen las mujeres y niños en cualquier caso, significa que estas redadas son un total fracaso de la política».

Mientras que las detenciones de enero fueron ejecutadas solo en tres estados (Georgia, Carolina del Norte, y Texas), las nuevas redadas van a producirse a lo largo y ancho del país. A pesar de que el DHS asegura que solo está buscando individuos peligrosos que ya hayan sido identificados susceptibles de ser deportados por un tribunal de justicia, tribunales bizantinos, leyes de inmigración nebulosas, la falta de acceso a un abogado, y la presión de falta de camas (en los centros de detención) y de conglomerados de prisiones privadas como GEO y CCA están situando a gente inocente y merecedora de una oportunidad, incluyendo niños, en el punto de mira de ICE.

Asilo creíble y razonable

De acuerdo a los investigaciones del propio gobierno, como informó el Servicio de Ciudadanía Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, en sus siglas en ingles), la agencia determinó que en el 2015, la gran mayoría de peticiones de asilo —el 88%—  fueron declaradas consistentes con un miedo creíble y razonable,  incluyendo el malabarismo estadístico de considerar equivalente un único caso cerrado de un ciudadano de Etiopía. El porcentaje llega al 100% para la mayoría de los países en el segundo trimestre del año.

El 88% de los solicitantes del 2º trimestre del 2015 tiene casos creíbles, 97% si no se cuenta un caso cerrado de Etiopía

Sobre lo anterior, el Consejo de Política de Inmigración tuvo a bien declarar lo siguiente: “Aunque Johnson insistió en que su departamento está dirigiendo los recursos de detención y de deportación hacia inmigrantes de alto riesgo con antecedentes penales, la evidencia sugiere lo contrario. Un informe del Consejo Nacional de Inmigración encontró que, ‘entre el 2009 y 2011, más de la mitad de todos los inmigrantes detenidos no tenían antecedentes penales’. De las personas con antecedentes penales, casi el 20 por ciento eran simplemente infracciones de tráfico”.

“Una amenaza para nadie”

«Un informe del Consejo de Política de Inmigración publicado esta semana encontró que el ICE deportó sobre todo a inmigrantes que no eran ‘una amenaza para nadie’. De hecho, sólo uno de cada cinco deportados calificaron para un “nivel 1” de prioridad, una categoría que alguna vez abarcó delitos como asesinato y tráfico de drogas, pero ahora se ha ampliado para incluir un “robo, la presentación de una declaración de impuestos falsa, y no presentarse en un tribunal”. Otros inmigrantes fueron deportados por razones mucho menores».

El consejo: ¡A mudarse! porque la “migra” tiene su dirección

Activistas comunitarios de AlertaMigratoriaNC (alerta de migrantes de NC) han estado trabajando duro para difundir la historia de seis adolescentes detenidos en las redadas de enero en Carolina del Norte. De los seis del  #NC6, tres han sido ya deportados, mientras que Yefri, Pedro y Wildin languidecen bajo arresto. En una acción sin precedentes, AlertaMigratoriaNC ha publicado un folleto en respuesta al anuncio de nuevas redadas, recomendando qué hacer si uno pertenece a un grupo perseguido. Su mensaje: ¡Múdense!

«Si usted tiene una orden de deportación y vive en la misma dirección que cuando llegó y puso en marcha su petición de asilo, debe mudarse inmediatamente, porque inmigración irá a buscarle a la dirección que le fue facilitada».

Rastreados con el GPS

Las mujeres y los niños pequeños que no tienen órdenes de expulsión también están siendo tratados como criminales y detenidos de manera agresiva e inhumana. Un informe del Southern Poverty Law Center (SPLC) y la Alianza Latina de Georgia para los Derechos Humanos se centra en las mujeres y niños en el área de Atlanta, que no habían sido identificados como susceptibles de ser deportados, cuyas causas de hecho estaban siendo procesadas en los tribunales, y que habían seguido todos los pasos y asistido a todas las citas, y que eran reconocidos por el DHS hasta el punto de que todos estaban usando un dispositivo de monitoreo en el tobillo.

Traducción de Eduardo Medina, miembro del Programa de Voluntariado de DemocraciaAbierta.

Danica Jorden es periodista y traductora de español, francés, portugués e italiano al inglés. [email protected]

 Fuente: https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/danica-jorden/las-mujeres-y-los-ni-os-primero-la-seguridad-interior-norteamericana


Descarga la aplicación

en google play en google play