Escúchenos en línea

Demócrata pierde batalla por eliminar término 'extranjeros ilegales'

Austin. The Texas Tribune. | 11 de Junio de 2016 a las 16:13
Demócrata pierde batalla por eliminar término 'extranjeros ilegales'

El representante federal Joaquín Castro esta semana perdió su batalla con los congresistas republicanos que desean que en los encabezados de búsqueda de la Biblioteca del Congreso se sigan empleando polémicos términos inmigratorios.  

La biblioteca anunció en marzo tener planeado eliminar los vocablos ‘extranjeros ilegales’ y ‘extranjero’, y optar en vez de ellos por las expresiones ‘no ciudadanos’ e ‘inmigración no autorizada’, al hacer referencia a temas que tengan que ver con los inmigrantes indocumentados.

Pero los republicanos incluyeron en una iniciativa presupuestal pendiente estipulaciones que impedirían que se hiciera el cambio en la biblioteca, ordenando que se utilicen los mismos vocablos usados en las leyes federales.

Castro, quien es demócrata por San Antonio, contraatacó haciendo un llamado para que se someta a votación en el pleno un proyecto de ley de su autoría que sustituiría las palabras ‘extranjero’ y ‘extranjero ilegal’, presentes en las leyes federales por ‘ciudadano extranjero’ y ‘ciudadano extranjero indocumentado’. La votación no tuvo éxito, 231 contra 170.

Las expresiones llevan años siendo tema de debate, pues los grupos defensores de los derechos de los inmigrantes los consideran denigrantes e imprecisos. Castro señaló en un discurso ante el pleno que los vocablos resultaban “perjudiciales” y “ofensivos para los hispanos”.

Este miércoles Castro intentó asimismo ofrecer dos reformas a la propuesta presupuestal que permitirían a la biblioteca modificar las expresiones, pero el Comité sobre Reglas del Congreso rechazó la moción.

La votación del jueves no resultó ninguna sorpresa, pues con anterioridad los republicanos habían expresado desaprobar los cambios que se tenían planeados en la biblioteca.

En mayo, los representantes federales Lamar Smith de San Antonio, y John Culberson de Houston, se sumaron al senador federal Ted Cruz al decir al bibliotecario en funciones David S. Mao que la biblioteca estaba cediendo ante la presión política del momento.

“Dicha acción no es digna de la Biblioteca del Congreso”, escribieron a Mao en misiva fechada el 19 de mayo. “En vez de involucrarse en la historia revisionista, la Biblioteca debe basar sus debates en discernimientos sólidos, tomando en cuenta la historia verdadera, los hechos presentes y los futuros esfuerzos de investigación”.

Castro señaló asimismo que el Partido Republicano está ejerciendo coerción contra una institución que por lo general decide por sí misma qué cambios efectuar en su catálogo. En el 2015, indicó, la biblioteca realizó 4 mil 934 modificaciones.

Castro manifestó confiar que dichas expresiones desaparezcan eventualmente en el uso común.

“Creo que este término quedará fuera tanto del código federal como de la Biblioteca del Congreso, ya sea dentro de seis meses, dentro de cinco años o dentro de 15 años”, dijo después de la votación del pasado jueves.


Descarga la aplicación

en google play en google play