Escúchenos en línea

Crisis Group pide otorgar TPS a los jóvenes migrantes de Centroamérica

Ciudad Guatemala. Agencia EFE | 28 de Julio de 2016 a las 15:55

El grupo de expertos International Crisis Group pidió este jueves a EE.UU. otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) a los miles de jóvenes migrantes indocumentados que llegan de El Salvador, Guatemala y Honduras huyendo de la violencia para así “frenar la deportación”.

Esta medida, dijo la entidad en el informe “Presa fácil: violencia criminal y migración en Centroamérica”, debería realizarse hasta que sus países de origen “ofrezcan programas de educación y capacidad laboral eficaces” y evitar que sean devueltos a barrios violentos en los que corren el riesgo de ser reclutados por pandillas.

El Gobierno estadounidense concedió el TPS, una medida otorgada a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales, a Honduras y Nicaragua después del paso del huracán Mitch en 1999, que dejó miles de muertos en ambos países.

Desde entonces, EE.UU. ha renovado ese estatus en trece ocasiones, la última en mayo de este año.

Más de 200.000 salvadoreños también gozan de un TPS que les concedió Estados Unidos durante la Presidencia de George W. Bush tras el devastador terremoto que sufrió su país en 2001.

Las autoridades guatemaltecas han solicitado en reiteradas ocasiones sin éxito que se les otorgue el mismo beneficio migratorio a sus ciudadanos.

En el informe, Crisis Group examina como los grupos criminales sacan provecho y explotan a los migrantes viajando desde el Triángulo Norte vía México hacia Estados Unidos.

Guatemala integra, junto a Honduras y El Salvador, el llamado Triángulo Norte de Centroamérica, considerada una de las zonas más violentas del mundo tanto por el aumento del narcotráfico, las pandillas y la presencia de aliados de los carteles mexicanos, como por la debilidad de las instituciones estatales.

Ante esta situación, pide a los Gobiernos de Centroamérica redoblar su actuación con ONG que trabajan con refugiados y proteger a los migrantes, y solicita a EE.UU., además del TPS, reforzar las peticiones de un estatus de refugiado, en particular para menores, y extender su apoyo al Plan la Alianza para la Prosperidad por cinco años.

Para hacer frente a la violencia y falta de oportunidades que provoca la inmigración, el pasado febrero, el presidente de EE.UU., Barack Obama, solicitó al Congreso una partida de 750 millones de dólares de ayuda a Centroamérica dentro del presupuesto de 50.100 millones para el año fiscal 2017.

Esos 750 millones se sumarían a los otros 750 millones aprobados por el Congreso en diciembre pasado para afianzar el fortalecimiento institucional de los países de origen del mayor grueso de indocumentados, Guatemala, El Salvador y Honduras.


Descarga la aplicación

en google play en google play